Detienen al Karateca por recibir a tiros a una patrulla de la Guardia Civil en Meis

Los agentes de Tráfico habían estacionado su vehículo frente a la vivienda del antiguo subalterno de Miñanco de forma fortuita

Detienen al Karateka en Meis por tirotear a una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico Fernández Costas, antiguo subalterno de Sito Miñanco, salió a la ventana con un arma al comprobar que el vehículo de los agentes estaba estacionado bajo su vivienda.
m. alfonso
meis / la voz

Un momento puramente fortuito dentro de su jornada de trabajo pudo salirles muy caro a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que en la madrugada de ayer estacionaron su vehículo frente a la vivienda de un antiguo subalterno de Sito Miñanco, en Meis. El hombre la emprendió a tiros para acabar entregándose sin que sus disparos hubiesen alcanzado a nadie.

Juan Manuel Fernández Costas es mucho más conocido en O Salnés por su sobrenombre, el Karateca. Se trata de un veterano integrante de la banda del célebre capo cambadés. De hecho, se le consideraba su guardaespaldas personal y en su día fue condenado por narcotráfico. La presencia de los agentes frente al chalé que habita, en San Tomé de Nogueira (Meis), no tenía, sin embargo, nada que ver con él. Así lo asegura la Comandancia de Pontevedra, que explica que la patrulla se limitaba a hacer su trabajo, es decir, a controlar el tráfico en las carreteras de la comarca, cuando los agentes decidieron estacionar. Fue entonces cuando Fernández Costas se asomó a una ventana empuñando un arma y abrió fuego.

Superado el estupor inicial, los guardias pidieron refuerzos. Según los vecinos de la zona, que apenas daban crédito a lo que ocurría, el despliegue consiguiente cortó la circulación en la carretera de San Tomé como medida de precaución. Aunque, queda dicho, nadie resultó herido. Los agentes convencieron a Fernández Costas de que abandonase la vivienda y se entregase, cosa que el individuo acabó haciendo para ser detenido de inmediato. Tenía, en su poder, una pistola de fuego real.

El barrio de San Tomé donde se levantan los chalés volvió a la normalidad, pero la presencia de la Guardia Civil se prolongó en la zona hasta rozar el mediodía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Detienen al Karateca por recibir a tiros a una patrulla de la Guardia Civil en Meis