Los análisis en el entorno del CEIP A Carballeira descartan que el agua contenga gasoil

El centro sufrió una fuga de combustible el 27 de noviembre


Pontevedra / La voz

El vertido de gasoil que se registró en el CEIP A Carballeira (Lourizán) el pasado 27 de noviembre sigue sin estar resuelto del todo pero en principio parece que los análisis realizados en los pozos del entorno arrojan resultados positivos.

El incidente provocó el vertido de alrededor de tres mil litros de gasoil de la caldera del colegio, según apuntó en su día el Concello de Pontevedra. Esta tiene capacidad para albergar cinco mil litros, y en el momento del suceso estaba al 78 % de su capacidad. El combustible vertido se acumuló en el patio de juegos del centro, y se temía que el agua pudiera haberse filtrado al subsuelo y afectar así a las aguas subterráneas.

Tres de las viviendas colindantes tienen pozos, por lo que inmediatamente se decretó su clausura preventiva. El Concello recogió agua de los tres pozos para realizar los pertinentes análisis, y al mismo tiempo facilitó una conexión provisional a la red municipal de abastecimiento a la única de estas viviendas que no dispone de traída de agua. Hubo que habilitar para ello una tubería a lo largo de unos 50 metros.

Ayer, el concejal delegado de la parroquia, Demetrio Gómez (BNG), explicó que los resultados de los análisis descartan la presencia de combustible en los pozos. Sin embargo, no por ello se han levantando las medidas cautelares. El edil subrayó que los análisis se realizaron en los días inmediatamente posteriores al suceso, y que lo que arrojan los resultados es que en ese momento concreto no se había filtrado gasoil.

En las semanas posteriores su registraron fuertes lluvias a causa de ciclogénesis Ana, y como todavía no se completó la retirada de la tierra del patio empapada en gasoil, no se descarta que el agua de lluvia pudiera haber arrastrado restos de combustible a las capas freáticas. De hecho, alguno de los vecinos alertó recientemente al Concello de que había apreciado cierto olor a gasoil en el pozo del que se abastece su vivienda. Por esta razón, no se han levantado todavía las medidas preventivas y se someterá a los tres pozos a nuevos análisis.

En cuanto al patio de juegos del área de Infantil, en principio será la Xunta de Galicia la encargada de retirar la tierra. El Concello de Pontevedra ya procedió a levantar los juegos y la capa de caucho que hay sobre la tierra, y ahora se está esperando a que acaben las clases para completar los trabajos.

No está descartado que haya pozos afectados, y el Concello sirve agua a varias viviendas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los análisis en el entorno del CEIP A Carballeira descartan que el agua contenga gasoil