El Poli Paco educa en el Camino

Un grupo de amigos lleva hasta Pontevedra a la familia de títeres más famosa de Sanxenxo

El muñeco poli Paco peregrinando a Santiago para solicitar educación vial en todos los colegios El muñeco poli Paco peregrinando a Santiago para solicitar educación vial en todos los colegios

pontevedra / la voz

Paco, Lola, Paquito y el abuelo Nicolás, la familia de títeres más famosa de Sanxenxo, visitó ayer Pontevedra como destino de una de las etapas de su peregrinación a Santiago desde Tui. Les acompañaron Gonzalo González, Manuel Martínez Sánchez; Óscar Troncoso; Alejandro Pereira; Julio Meira; Manuel Troncoso; Abelardo Martínez y Antonio Pintos. La nutrida expedición se marcó un triple objetivo.

Por un lado, llegar a Compostela, aunque sea en etapas a lo largo de todo este mes. Por el otro y en una vertiente más docente, dar visibilidad a dos cuestiones: la seguridad vial y la lucha contra el cáncer. De hecho, dos de los peregrinos, Alejandro y Antonio, se han tenido que enfrentar a esta dolencia. Además, a la mujer de uno de sus compañeros también le detectaron un cáncer reciente y esto incrementó el deseo de la peregrinación, como un toque de atención a la sociedad y a las Administraciones sobre esta enfermedad.

Abelardo, que actuó como portavoz del grupo, no ocultó su emoción al recordar a otra de sus compañeras del Concello de Sanxenxo, donde él es policía local. Para él, como para todos, esta etapa de Redondela a Pontevedra es un último homenaje a Mónica, trabajadora del Concello sanxenxino y fallecida hace unos días a los 41 años. «A etapa de hoxe [por ayer] querémolla adicar a Mónica».

En opinión de Abelardo, el Camino Portugués les ofrece una plataforma para darle visibilidad a sus reivindicaciones. El Poli Paco y los demás integrantes del grupo de guiñol están acostumbrados a comparecer ante los escolares de Sanxenxo. Dentro de un programa impulsado por el Concello y dos agentes locales, el Poli Paco y los demás personajes acuden a las aulas todos los años para explicar a los más pequeños cómo cruzar la calle, respetar a los mayores y saber cómo ir en bici. A los estudiantes de ESO, Paco y sus compañeros, bajo la supervisión de Abelardo y Manuel Martínez, también les enseñan a convivir con los enfermos del cáncer y sus familiares y cómo llevar esta enfermedad con dignidad.

¿Y cómo encontró el Poli Paco el trayecto de Redondela a Pontevedra? El muñeco, bajo la atenta mirada de Abelardo, incide en que los conductores los trataron con «educación e respeto». Si algo echó en falta fue una señalización adecuada en la N-550 el cruce de O Viso, cerca de Cesantes, y en Arcade.

Votación
1 votos
Comentarios

El Poli Paco educa en el Camino