Antía García no encuentra su límite

La deportista caldense sumó tres medallas a su palmarés en la Orange Cup de salvamento y socorrismo


Pontevedra / La Voz

Antía García volvió a dejar el pasado fin de semana en Eindhoven (Holanda) muestras de su potencial tras lograr tres medallas en la prestigiosa Orange Cup formando parte de la selección española de salvamento y socorrismo. La caldense del Club Acuático Umia, de solo 19 años, se colgó la plata en 100 metros remolque de maniquí con aletas y 50 metros remolque de maniquí, modalidades en las que es la actual campeona de España y ostenta el récord nacional siendo en esta última, además, oro en el último Europeo en su primer año en categoría absoluta. Y a estas añadió un bronce en 4x50 combinado de salvamento junto a Nuria Payola, Isabel Costa y Andrea Valenciano para redondear su actuación en la cita neerlandesa.

Pero lejos de resultar una sorpresa, el destacado papel de García en la Orange Cup fue la confirmación del gran inicio de temporada que está firmando la caldense. No en vano, hace apenas diez días se alzó con el oro en 100 metros remolque de maniquí en la German Cup celebrada en Warendorf (Alemania), donde también fue cuarta en 100 metros socorrista y séptima en 50 metros remolque de maniquí y 4x50 natación con obstáculos con las mismas compañeras de equipo que tuvo en Holanda. Un balance que cuenta con el valor añadido, además, de que Antía García se estrenaba en ambas citas.

«No esperaba tener tan buenos resultados ni bajar tanto mis marcas, pero fue todo muy bien», explica la deportista caldense, que da continuidad así a un palmarés en el que ya figuran dos títulos mundiales con su club además de un subcampeonato representando a España. Y ahora, ya fija sus miras en el campeonato de España del próximo febrero, el Open Internacional de Madrid de mayo y, sobre todo el Mundial. «El gran objetivo de este año es ir a Australia [será allí donde se celebre el campeonato del mundo] -apunta-. Allí el salvamento es una pasada, es como aquí el fútbol, tiene mucho arraigo», añade. Y aunque las expectativas son buenas, a la vista de los resultados que está cosechando, cuando habla de esta cita opta por la prudencia. «El mundial es el mundial. Hay gente muy buena, de muchos países, así que a ver qué se puede conseguir», señala.

Coqueteo con la natación

Después de nueve años entregada al deporte que tantas alegrías le está reportando, Antía también ha empezado a explorar la competición de alto nivel en la natación, base de su modalidad, enrolándose en el Galaico coincidiendo con el inicio de sus estudios de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en Pontevedra. Y tras lograr ya resultados notables, en la presente temporada aspira a seguir mejorándolos. «Ahora desconectaré un poco del salvamento y me centraré más en la natación», desvela la deportista caldense, que a final de este mes disputará la Copa de España en Barcelona y el campeonato gallego. Hasta ahora, solo había competido en 50 y 100 metros estilo libre, pero este año nadará también en mariposa.

Pero entre tanto trajín de entrenamientos, Antía también encuentra tiempo para ir sacando adelante sus estudios consciente de que, según sus propias palabras, «en todos los deportes hay una fecha de caducidad». Y para entonces, parece que tiene claro cuál quiere que sea su futuro, aunque al igual que le sucede con el deporte, da la impresión que no le resulta suficiente tocar un solo palo. «Me gustaría ser preparadora física y compaginar después esta carrera con fisioterapia. Esa es la idea, aunque veremos qué pasa», avanza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Antía García no encuentra su límite