Las tres promesas que buscan con tesón un hueco en el Pontevedra

Los jugadores del Juvenil debutaron con el primer equipo en Copa


pontevedra / la voz

Son muchos los que entrenan cada día para llegar a tener una oportunidad en el primer equipo. Algunos lo consiguen y otros se quedan con la ilusión en el camino. A Santiago Garrido, Juan Barbeito e Iñaki Martínez les llego ayer su oportunidad de jugar un partido oficial con el Pontevedra, los dos primeros saltaron al terreno de juego en el once inicial, mientras Martínez López lo hizo solo durante 15 minutos. En su caso no era la primera vez que debutaba en partido oficial, el año pasado Luisito le dio una pequeña oportunidad al final del campeonato frente al Caudal. Aún la recuerda.

«Tenemos que aprovechar estas oportunidades para poder llegar a jugar algún día con el primer equipo», indica Iñaki, que el pasado miércoles saltó al campo frente al Rápido de Bouzas en la ida de la eliminatoria de los dieciseisavos de la Copa Federación. Los de Luisito calmaron la tempestad de la liga con una victoria por la mínima gracias al penalti de Carlos Ramos. El cuerpo técnico optó por reservar a los titulares para el partido del próximo domingo frente a la Gimnástica Segoviana y alineó a suplentes, jugadores del filial y algunos del juvenil como este joven tridente, que aportó una motivación extra. «Solo había jugado algo en pretemporada, pero me siento muy bien, muy cómodo, es la posición en la que juego con los juveniles», explica Garrido, que cada día viene desde Forcarei para cumplir un sueño. Antes su abuelo y ahora su madre conducen cerca de tres cuartos de hora cada tarde para que pueda entrenar, como ocurrió ayer con el primer equipo.

No cometer errores

Antes de saltar al terreno de juego piensan en que nada falle. «Jugar con ellos es muy distinto, somos los más jóvenes, ellos tienen un físico muy fuerte, son más competitivos», resume Iñaki Martínez sobre la experiencia de jugar con la primera plantilla. Aún no debutaron en Pasarón, su sueño es poder hacerlo algún día en liga y marcar un gol. «Quiero dedicarme al fútbol, es mi pasión, ahora como jugador y espero que en un futuro como entrenador», explica Juan Barbeito. A sus 18 años está tomándose un respiro en los estudios. Después de acabar segundo de Bachiller, cuenta con empezar el próximo año a prepararse para ser entrenador. «Es importante jugar con ellos, es la única oportunidad para ganarnos un hueco», reconoce Garrido, que ve a la primera plantilla como un modelo a seguir. Aunque si se tuviese que quedar con un jugador lo tiene claro. «Xabi Alonso es el mejor, lo llevo siguiendo desde pequeño y además jugamos en la misma posición», subraya este centrocampista. Los tres empezaron a dar sus primeras patadas al balón con algo más de cinco años. Y desde entonces no lo han dejado. Barbeito empezó en el Portonovo, Garrido aprendió en las Escola de Fútbol de Lalín y Martínez pasó por el Bora y el Portero 2000. Este último apura su último año de instituto para empezar una carrera relacionada con las finanzas. Aún no sabe cuál, pero espera que la nota media le dé una buena oportunidad.

Los tres jugadores volvieron a reunirse ayer para la foto y recordaron con ilusión el partido del miércoles. Minutos después volvían a entrenar su ilusión, Barbeito y Garrido, con la primera plantilla, e Iñaki Martínez, con el Pontevedra juvenil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las tres promesas que buscan con tesón un hueco en el Pontevedra