«Si jugamos como el domingo, no creo que debamos preocuparnos»

Carlos Ramos confía en que el Pontevedra logre un resultado positivo en el campo del Guijuelo, equipo en el que militó en la temporada 2015-16


Pontevedra / La Voz

El partido del domingo en el campo del Guijuelo tendrá un sabor especial para Carlos Ramos, que formó parte del club salmantino hace dos temporadas. El jugador zamorano, que se perdió el duelo ante el Navalcarnero por una microrrotura fibrilar en el muslo, confía en recuperarse plenamente esta semana y formar parte de la lista para el encuentro del domingo, ya que no oculta que para él no será un partido más. «Estuve un año allí muy bien, tengo amigos en el equipo y en el pueblo y sí que sería bonito viajar para ver a los antiguos compañeros», admite.

Después del empate cosechado el pasado domingo, Ramos asegura que el equipo ha ganado en confianza. Y aunque reconoce que el punto les supo a poco, el centrocampista se queda con la imagen ofrecida. «Estamos fastidiados por el resultado, pero contentos con las sensaciones que dio el equipo en Pasarón. Creo que la primera parte fue, si no la mejor que hemos hecho, estuvo muy cerca -afirma-. Pero el fútbol son goles, no metimos las ocasiones que tuvimos y ellos sí que marcaron en la que tuvieron», añade.

Por tanto, Ramos entiende que este punto, aunque supo a poco, sí les ha reforzado. «La plantilla sacó lo positivo del partido y está con ganas de lograr el domingo traernos los tres puntos de Guijuelo. Las sensaciones son buenas, sabemos el equipo que tenemos y que si ganamos dos o tres partidos seguidos nos meteremos ahí arriba», apunta con optimismo.

A nivel personal, Ramos ha pasado de ser titular en el inicio de liga a ser habitualmente suplente desde entonces. Pero lejos de lamentarse, apela al trabajo para volver a convencer a Luisito. «Está claro que todo el mundo quiere participar más, pero es cierto que jugué los tres primeros partidos, dos de liga y el de copa, y no estuve bien. Así que veo normal que no haya jugado desde entonces, y solo me queda seguir trabajando -reconoce con humildad-. Sé que Luisito cuenta conmigo, que le gusto y que tendré las mismas oportunidades que el resto de compañeros. Y esto es un equipo, y al final lo que queremos es el bien del grupo, no el personal», agrega.

Un rival peligroso en su casa

Centrándose ya en la visita a Guijuelo, Ramos avisa de los puntos fuertes de un rival que cuenta a estas alturas con los mismos puntos, quince, que el Pontevedra. Y en lo que respecta a los principales peligros del conjunto salmantino, introduce en la ecuación los condicionantes que tiene su terreno de juego. «Debemos preocuparnos también por el campo porque nosotros estamos acostumbrados a jugar en Pasarón, que tiene unas dimensiones brutales -explica-. Es un campo pequeñito, de hierba artificial, en el que ganan peso las segundas jugadas y las acciones de uno contra uno. Pero ellos también intentan jugar el balón», añade.

A la hora de citar las virtudes puramente futbolísticas del Guijuelo, Ramos también lo tiene claro. «En banda tienen grandes jugadores, los laterales pueden hacer mucho daño llegando desde atrás», valora. Y hasta se atreve a dar un nombre. «Más allá de la buena amistad que tenemos, destacaría a Raúl Ruiz, su lateral derecho. Es muy bueno para esta categoría y habrá que estar pendiente de él», desvela. Aunque, a la vez, se muestra confiado en que podrán ganar en el feudo castellano. «Si nosotros estamos como el domingo, no creo que debamos preocuparnos», asegura.

Un campo en el que los granates han mejorado sus números en las últimas campañas

El Municipal de Guijuelo ha sido escenario de cinco enfrentamientos entre el equipo salmantino y el Pontevedra a lo largo de la historia de ambos clubes, si bien todos ellos han sido en los últimos diez años.

El primer duelo entre castellanos y granates se remonta a la temporada 2008-09, y finalizó con victoria local por 3 a 1. Y una campaña después, el conjunto salmantino se volvió a llevar el gato al agua imponiéndose por 1 a 0, el resultado que más se repetiría en esta serie de duelos entre ambos clubes.

Tras estos dos primeros enfrentamientos, hubo que esperar hasta el regreso del Pontevedra a Segunda B, después de su paso por Tercera, para que los dos equipos volviesen a verse las caras en Guijuelo, algo que en esa temporada 2015-16 harían en dos ocasiones. En la primera, correspondiente a la Copa del Rey, el conjunto salmantino venció nuevamente por 1 a 0. Aunque en la liga, en el primer partido de la segunda vuelta, el Pontevedra se tomó la revancha logrando su primer triunfo en este campo por 1 a 0. Y ya el curso pasado, el equipo granate volvió a puntuar allí, merced a un empate a un gol.

Mejores registros en Pasarón

Mejor le han ido las cosas al Pontevedra, en cambio, cuando ha recibido al Guijuelo en Pasarón. No en vano, en su primer duelo a orillas del Lérez, en la temporada 2008-09, ganó por 3 a 0, el curso siguiente por 3 a 1 y, tras caer en la jornada inaugural de su retorno a Segunda B en la campaña 2015-16 por 0 a 1, los de Luisito volvieron a ganar el año pasado en Pasarón a los salmantinos por 2 a 1.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Si jugamos como el domingo, no creo que debamos preocuparnos»