Jimmy empieza a ver la luz

El zaguero santiagués del Pontevedra ya ha empezado a correr tras su lesión y se muestra ansioso por reaparecer cuanto antes para ayudar al equipo


Pontevedra / La Voz

Mes y medio después de lesionarse en la rodilla en el partido frente al San Sebastián de los Reyes, Jimmy empieza a ver la luz al final del túnel. El lateral izquierdo del Pontevedra ya ha empezado a correr, a tocar balón con prudencia y a sentirse, poco a poco, de nuevo futbolista. Y a la vista de los progresos, el propio jugador admite que ya solo piensa en el momento de poder volver a ser útil para el equipo.

«La recuperación está siendo lenta, pero estoy mucho mejor. Estoy trotando, corriendo a buen ritmo, cogiendo un poco de fondo físico y pronto empezaré a trabajar con el equipo», explica el zaguero granate. «Todavía tengo algo de dolor, e imagino que aún lo tendré cuando ya esté jugando. Pero nada que no sea normal con esta lesión», añade.

A sus treinta años, el jugador más veterano de la actual plantilla del Pontevedra desvela que esta baja está siendo algo nuevo para él. «Por suerte, nunca había tenido una lesión así», cuenta. Y añade que la experiencia está siendo toda una prueba a nivel mental. «La verdad es que llevo un poco mal lo de no tocar balón porque a mí me gusta mucho el fútbol, y eso es lo que más me cuesta», confiesa.

En la última semana, a Jimmy ya se le ha visto correr en solitario, lo que confirma que la recuperación sigue su curso. Aunque él evita aventurar una fecha para su reaparición. «Todavía no lo sé, dependerá de lo que diga el médico -apunta-. Pero espero que pronto», añade. En todo caso, confirma que «si pudiera jugar esta semana, no esperaría a la siguiente. Pero al no haber estado nunca lesionado, no sabría decirlo», explica.

Dado que nunca ha pasado un período tan largo de inactividad, para Jimmy resulta toda una novedad tener que seguir al equipo desde fuera del terreno de juego. Y el lateral santiagués no oculta que no es fácil ver los toros desde la barrera. «Se sufre igual dentro del campo que fuera. Si no, pregúntale a Luisito, que sufre como un loco en el banquillo», cuenta entre risas.

Confianza en sus compañeros

En todo caso, aunque no forme parte de las alineaciones, su implicación con el resto del grupo no ha menguado ni un ápice. Y pensando ya en el partido del domingo, se muestra optimista. «Yo al equipo lo veo bien. El Navalcarnero es un buen equipo, está ahí arriba y va a costar ganarle. Pero estoy convencido de que vamos a estar a la altura y confío en sumar los tres puntos, que es lo más importante», afirma. Y expresa su convencimiento en que la grada les ayude a conseguirlo. «La afición siempre nos está apoyando, y solo pensamos en darle una alegría. Esta última semana solo le dimos disgustos, y ahora esperemos que cambie la cosa», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jimmy empieza a ver la luz