Los camposantos florecen por Difuntos y Todos los Santos

Los pontevedreses cumplieron con la arraigada tradición de engalanar y visitar las tumbas de sus seres queridos


pontevedra / la voz

Hay quien va casi todos los días, todas las semanas o todos los meses. Otros solo pisan los cementerios el Día de Todos los Santos y víspera de los Fieles Difuntos y algunos ni siquiera eso. Pero ayer, hasta las tumbas que suelen estar más abandonadas y nadie visita nunca tenían al menos una flor fresca que le pusieron los familiares de los difuntos que yacen en el nicho de al lado.

Los pontevedreses cumplieron de forma masiva con la arraigada tradición del culto a los muertos. Los cementerios amanecieron esplendorosamente floridos en el Día de Todos los Santos y víspera de los Fieles Difuntos y, como es habitual, el de San Mauro, por ser el más grande del municipio, fue uno de los más concurridos.

No solo las familias contribuyeron a darle este aspecto tan reluciente a los camposantos en una jornada tan señalada. También los operarios municipales asignados a este servicio trabajaron arreo en las últimas semanas para que los recintos estuvieran en condiciones óptimas, con intensas labores de limpieza y jardinería de los espacios comunes, mantenimiento de accesos y espacios perimetrales.

A mayores, el departamento municipal de Cementerios, que dirige Carme Fouces, afronta un proceso de renovación e implementación de medios con el fin de mejorar la atención al público, las condiciones de trabajo de los operarios y su gestión administrativa. Para conseguir estos objetivos se está trabajando en la informatización del servicio y su incorporación a la red electrónica del Concello, Y, por otro lado, está en marcha la mecanización de los enterramientos con nueve plataformas de aluminio para acceder a los nichos más elevados, además de la próxima adquisición de una maquinaria específica para levantar las losas de piedra.

San Mauro, Bora, Lourizán, Campañó y Ponte Sampaio son los cinco cementerios que dependen del Concello de Pontevedra y entre todos ellos suman aproximadamente más de 15.000 nichos, incluidos los panteones.

En lo que va de año fueron inhumadas en estos cinco recintos municipales 267 personas, de las cuales un 32 % fueron incineradas y solo se depositaron sus cenizas en los propios nichos o en columbarios.

Cada vez son más las familias que optan por la cremación, un servicio con el que Pontevedra todavía no cuenta. Sin embargo, este Concello será pionero en ofrecer a sus vecinos una parcela específica en el camposanto de San Mauro para que puedan esparcir las cenizas de sus seres queridos fallecidos. El proyecto ha sido bautizado como Voltar á terra y la intención del gobierno local es ejecutarlo en los próximos meses para que pueda estar operativo para la festividad de Todos los Santos del 2018.

Este nuevo concepto de necrópolis se materializará en una parcela de 6.000 metros cuadrados, contará con una zona para realizar ceremonias laicas y dispondrá de más de mil columbarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los camposantos florecen por Difuntos y Todos los Santos