Los viajes permitieron al Teucro estudiar a fondo al Ponte Genil

El técnico azul acortó las sesiones físicas y alargó las tácticas


pontevedra / la voz

Fueron casi cuatro mil kilómetros en apenas una semana, y algo bueno tenían que tener. El cansancio acumulado, el retraso del partido -de su horario habitual, los sábados por la noche, al domingo por la mañana- y los entrenamientos más ligeros que han obligado al cuerpo técnico a hacer para proteger a sus jugadores han tenido una pequeña recompensa. En lugar de sesiones físicas más duras, que han sido sustituidas, en ocasiones, por los partidos del pasado sábado y miércoles, el entrenador azul, Quique Domínguez, ha optado por intensificar las de vídeo y las tácticas. Por eso, los jugadores teucristas conocen más al rival al que se medirán hoy, a partir de las 12 horas en el pabellón deportivo, que a cualquier otro.

Tanto el cuadro como el cuerpo técnico tienen muy claro, por ejemplo, que el Ángel Ximénez Avia Puente Genil cuenta con una plantilla «Muy fuerte y experimentada», con algunos jugadores de la talla del exteucrista Tomás Moreira que le imprimen, además, una fortaleza defensiva que va a suponer todo un reto para los pontevedreses.

Saben también que la portería de los cordobeses es complicada de alcanzar, igual que son conscientes de que este sistema de juego pretende contrarrestar el ofensivo de los de Domínguez para dar como resultado un «balonmano fluido». Además, para asegurarse una rotación alta que impida que un exceso de presión «haga que se noten los kilómetros -recorridos en los últimos días- en los jugadores», el técnico azul contará en esta convocatoria con dos jugadores del filiar, Gehrardt y Samu.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los viajes permitieron al Teucro estudiar a fondo al Ponte Genil