Una semana en 35 milímetros

Autores locales y consagrados, documentales y cine se mezclan estos días en Pontevedra


Pontevedra / La Voz

Si no tiene muy claro cómo va a plantearse esta semana, piense en 35 milímetros. Es el momento indicado. Tanto por variedad como por cantidad. Si le gustan las películas, los documentales o las series, le va a costar resistirse a alguna de las propuestas que trae en los próximos ciudad y sus habitantes. Así, en general, porque si las proyecciones que va a ver son diversas, más lo son aún sus procedencias y temáticas.

Como ejemplo, que valga la que abre la programación cinematográfica de la semana. Sede de mal, el clásico de Orson Wells (hoy, 20.30 horas, en el Teatro Principal, organizado por el Cineclube Pontevedra), en el que Mike Vargas (Charlton Heston) y Susan Vargas (Janet Leight) interrumpen su luna de miel después de presenciar en la frontera mexicana la explosión de un autor auto conducido por un mafioso. El caso lleva al policía Vargas a trabajar en la investigación al mismo tiempo que a Hank Quinlan (Orson Welles), un corrupto jefe de policía estadounidense que gobierna en la frontera mexicana con mano dura y métodos poco ortodoxos. El aperitivo está servido.

Producto local y divertido

Por si queda con hambre, la pontevedresa Julia María Castro Diéguez, presenta la webserie que ha dirigido (20 horas en el Teatro Principal), Generación WIFI, una ficción que critica a través del humor la vida que llevamos atados a las nuevas tecnologías. La propuesta se centra en la historia de Valeria, una joven de 30 años en paro, que presenta los nuevos mandamientos de la generación del siglo XXI, una religión marcada por la adicción al móvil e Internet.

El viernes hay doble programación, para todos los gustos. Los amantes de los clásicos tienen una cita (19.15 horas, en A Casa das Campás, organizada por la Vicerreitoría del Campus de Pontevedra de la UVIgo) con A muller panteira, el filme que estrenó Jacques Tourneur en 1942, enmarcada en el ciclo Garda as túas costas: notas sobre o terror fílmico. En él, a través de trece proyecciones y do conferencias traza un recorrido por la historia del cine de terror.

Y, por último, el postre. El joven pontevedrés Antón Cruces sirve en bandeja, y en clave de humor, a su padre en Oldman, el último triatleta. A sus 73 años, es uno de los aficionados al triatlón más mayores de Galicia y de España. Risas y mucho deporte para recibir el fin de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una semana en 35 milímetros