A la espera de la ITV... y a rodar

PonteVan, la furgoneta que da comidas ideada por cuatro centros de FP, estará en un fórum profesional en Bilbao

.

pontevedra / la voz

PonteVan, la furgoneta foodtruck, ideada en el 2016 por profesores y alumnos de cuatro centros educativos públicos de FP de Pontevedra, está a punto de comenzar su fase 2. Esto es, su puesta en escena a pie de calle. El vehículo está estos días en el taller del CIFP A Xunqueira a la espera de los «últimos retoques» solicitados desde la inspección técnica (ITV): alineación de la dirección, freno de mano y pastillas de freno traseras.

Completados esos retoques, la foodtruck se llevará a pasar la ITV definitiva. Una vez que ya está instalado el equipamiento y mobiliario interior, lo que resta es el embellecimiento exterior definitivo que sustituirá al provisional. De ello se encargarán estudiantes de Artes Gráficas del IES Montecelo.

No obstante, la agenda de PonteVan es importante, con cuarenta solicitudes de actuación. Entre las citas que tiene en cartera hasta el mes de junio, cuando acaba el curso escolar, destaca su participación en el Forum Foodtruck 2018 de Bilbao, que se celebra los días 6 y 7 marzo. Además del vehículo, está previsto que acudan un grupo de alumnos y docentes de los cuatro centros educativos. También presentarán una pequeña oferta gastronómica. ¿Y cómo se gestó esa importante participación? El profesor de la especialidad de cocina y pastelería del CIFP Carlos Oroza Ricardo Fernández Guerra lo explica. Él había acudido a Bilbao en el 2016 cuando PonteVan estaba en proceso de ejecución. «Aos organizadores pareceulles unha proposta excepcional, que merecía ser contada no seu espazo profesional como mostra das boas prácticas e do potencial da FP pública do Estado», recuerda el docente. Estas furgonetas que sirven comida ya se estudian en los libros de texto de hostelería como fórmula de nueva restauración. «Sempre lle digo ao alumnado do noso centro, sodes uns privilexiados, xa que mentres outros o estudan no libro vos tendes un foodtruck de verdade para realizar prácticas», señala el profesor. Ricardo Fernández alude a que el street food es una forma más de emprendimiento para los estudiantes de FP. En este caso, ha tenido gran acogida para los de cocina y mecánica y mantenimiento de vehículos. Y es que no hay que olvidar que PonteVan tiene un marcado carácter formativo. Entre enero y junio, la furgoneta visitará unos cuarenta centros educativos de infantil, primaria, secundaria, FP y bachillerato del municipio de Pontevedra y comarca. Se realizarán actividades sobre alimentación saludable, enfocadas según la edad. También está previsto desarrollar actuaciones dirigidas especialmente a personas con diversidad funcional, sea visual o motora.

Votación
4 votos
Comentarios

A la espera de la ITV... y a rodar