Empresarios gallegos reprueban a su presidente por pedir un referendo

Antón Arias se desmarca de la postura común y dice que la fuga de firmas es «más testimonial»

.

redacción / la voz

Confederaciones empresariales provinciales y representantes de organizaciones sectoriales mostraron ayer su frontal rechazo a las declaraciones del presidente de la patronal gallega, Antón Arias, en las que este abogaba por una consulta pactada en Cataluña. El dirigente de la Confederación Empresarial de Galicia (CEG) opinó que el problema catalán se debe a que «una parte de la población tiene un sentimiento determinado» y eso «no se resuelve con medidas de carácter legal». En la Radio Galega, Arias minimizó además el hecho de que las empresas se marchen de Cataluña. «Es una medida más testimonial que efectiva», sentenció.

La respuesta del mundo empresarial gallego llegó en tromba. Todas las agrupaciones empresariales de la comunidad consultadas se distanciaron. «No estoy de acuerdo, no representa a los empresarios de Pontevedra, ni creo que a los de Galicia. Hace 15 días pactamos un documento en que los empresarios gallegos defendíamos la vuelta a la legalidad, la certidumbre y la seguridad jurídica», señaló el presidente de la confederación de Pontevedra, Jorge Cebreiros, quien recordó las consecuencias que ya soporta el sector a causa del conflicto separatista. «El problema no es vender a Cataluña, sino que si se les cierra la financiación no sabemos si podrán pagarnos. Y en materia fiscal, ¿dónde se paga el IVA si desaparece allí la Agencia Tributaria y crean otro organismo?», se pregunta Cebreiros.

En términos parecidos se expresó el presidente de Fegein y miembro de la asamblea de la CEG, Benito Iglesias. No solo mostró su desacuerdo, sino que instó a «una rectificación de sus declaraciones, ya que las ha realizado como presidente de la CEG y son totalmente inaceptables e inasumibles por el empresariado gallego».

Por su parte, el responsable de la confederación de Ourense, Manuel Pérez Canal, confirmó que «en ningún momento se ha tratado este tipo de reflexiones sobre el problema de Cataluña en los órganos de gobierno», de ahí que entienda que «las habrá hecho a título personal».

«Hay que cumplir la ley, la Constitución y abogar por una convivencia pacífica dentro de ese marco; las posturas de los nacionalismos radicales no conducen a nada, ni favorecen las relaciones empresariales y sociales». Quien así opina es Enrique Mallón, el presidente de Asime, la agrupación que aglutina a un sector empresarial, el del naval, automoción, aeronáutica... que en Galicia representa el 21 % del PIB de la comunidad. Afirmó haberse quedado perplejo ante las declaraciones realizadas por Arias y aseguró que el 99 % de los empresarios a los que representa no coinciden «para nada» con ese testimonio.

El mensaje de Puigdemont no calma a las empresas, y sigue el flujo de salidas

ana balseiro
¿Hay riesgo de un corralito en Cataluña? El fantasma de esta medida excepcional suena cada vez con más fuerza. Los bancos catalanes están ofreciendo «cuentas espejo» en comunidades limítrofes a sus clientes

Bimbo, AXA o Cola Cao, entre las que se van tras la falta de claridad sobre la secesión

El guiño que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hizo al tejido empresarial catalán durante su intervención del martes en el Parlamento, en la que no aclaró qué pasará con una declaración de independencia que tardó menos de un minuto en dejar en suspenso, no ha calmado en absoluto los nervios de los empresarios. De poco sirvió que Puigdemont asegurara que el Govern mantendría el impulso económico y social en el territorio. Con la inseguridad jurídica y el miedo a que la indefinición política sobre el futuro de Cataluña acaben pasándoles factura a sus negocios, la avalancha de firmas que anuncian el cambio de domicilio social se intensifica. Y ya son cerca de medio centenar.

Seguir leyendo

Votación
21 votos
Comentarios

Empresarios gallegos reprueban a su presidente por pedir un referendo