Empresarios gallegos reprueban a su presidente por pedir un referendo

d. casas REDACCIÓN / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

XOAN A. SOLER

Antón Arias se desmarca de la postura común y dice que la fuga de firmas es «más testimonial»

12 oct 2017 . Actualizado a las 12:20 h.

Confederaciones empresariales provinciales y representantes de organizaciones sectoriales mostraron ayer su frontal rechazo a las declaraciones del presidente de la patronal gallega, Antón Arias, en las que este abogaba por una consulta pactada en Cataluña. El dirigente de la Confederación Empresarial de Galicia (CEG) opinó que el problema catalán se debe a que «una parte de la población tiene un sentimiento determinado» y eso «no se resuelve con medidas de carácter legal». En la Radio Galega, Arias minimizó además el hecho de que las empresas se marchen de Cataluña. «Es una medida más testimonial que efectiva», sentenció.

La respuesta del mundo empresarial gallego llegó en tromba. Todas las agrupaciones empresariales de la comunidad consultadas se distanciaron. «No estoy de acuerdo, no representa a los empresarios de Pontevedra, ni creo que a los de Galicia. Hace 15 días pactamos un documento en que los empresarios gallegos defendíamos la vuelta a la legalidad, la certidumbre y la seguridad jurídica», señaló el presidente de la confederación de Pontevedra, Jorge Cebreiros, quien recordó las consecuencias que ya soporta el sector a causa del conflicto separatista. «El problema no es vender a Cataluña, sino que si se les cierra la financiación no sabemos si podrán pagarnos. Y en materia fiscal, ¿dónde se paga el IVA si desaparece allí la Agencia Tributaria y crean otro organismo?», se pregunta Cebreiros.

En términos parecidos se expresó el presidente de Fegein y miembro de la asamblea de la CEG, Benito Iglesias. No solo mostró su desacuerdo, sino que instó a «una rectificación de sus declaraciones, ya que las ha realizado como presidente de la CEG y son totalmente inaceptables e inasumibles por el empresariado gallego».