Un maestro del tablero

Obituario: Juan Antonio Sardina, abogado del Estado

.

Pontevedra / La voz

Aunque natural de A Coruña, tenía en las ciudades de Pontevedra, a la que llegó a finales del siglo pasado, y Lugo sus principales referentes. A fin de cuentas, en ambas Juan Antonio Sardina Páramo ejerció como Abogado del Estado durante numerosos años.

Nacido en 1949 en el seno de una familia humilde, Sardina Páramo falleció este lunes a los 68 años de edad en la ciudad amurallada. En la misma donde, «además de [por] su faceta de abogado, era conocido por su afición al ajedrez, siendo uno de los mejores ajedrecistas que pasaron por la ciudad. Sus partidas y su cátedra en el Círculo eran famosas», refiere el periodista Antón Grande.

Una afición de la que también guardan buenos recuerdos los amigos que Juan Antonio, quien llegó a ostentar el título de maestro internacional, dejó en Pontevedra. Así, ayer eran muchos los que recordaban la partida en la que, según aseguran, hizo tablas con Boris Spassky cuando este era campeón mundial, un ajedrecista cuyo duelo con Bobby Fischer fue toda una metáfora de la guerra fría.

De igual modo, resaltaban su carácter -«nunca le vi un mal gesto o una mala palabra», apuntaba un letrado-, su amor por la ópera y su afición por los toros, así como su brillantez y capacidad mental, sin dejar de lado su erudición, que, entre otras cosas, le permitieron aprobar las oposiciones a Abogado del Estado en apenas un año. Además, fue autor de libros y numerosas publicaciones en revistas, así como colaboró en diversas obras colectivas vinculadas a ámbitos jurídicos.

En Lugo, además de abogado del Estado, fue letrado de la Confederación de Empresarios y del Colegio de Farmacéuticos, entre otros, añade Antón Grande. Asimismo, fue profesor en la Facultade de Dereito en Santiago.

Votación
1 votos
Comentarios

Un maestro del tablero