El sueño profesional de un campeón que no deja de crecer

Martín Lestido acaba de comenzar en Padrón su período de vacaciones


Pontevedra / La Voz

Van a ser solo dos semanas. Puede que tres. Pero Martín Lestido que su tiempo de descanso en casa no va a ser mucho más largo. Dentro de unos días tocará volver de nuevo a subirse a la bicicleta. Se acerca la temporada de montaña, de gimnasio y plantearse nuevos retos. Lestido tiene muy claro cuáles son los suyos: mientras continúe en el Grupo Deportivo Súper Froiz será seguir contribuyendo a sus victorias. Este verano pasaron por las dos vueltas de Galicia; es decir, el equipo del grupo alimenticio cumplió sus objetivos, poniéndose de nuevo a la cabeza en territorio propio.

Pero también están los sueños individuales. Y los del joven padronés, que se proclamó el sábado líder de la Vuelta a Galicia, pasan por una carrera profesional. Lo dice sin prisas, sin agobios, con una sonrisa en la boca, desde su casa. «Estar en profesional es el sueño de todos los corredores amateur, que te den esa oportunidad de pasar a profesionales», reconoce. Y en ello lleva años. Y sigue: «Nosotros podemos hacer lo que está de nuestra mano, que es sacar el mayor rendimiento posible y sacar las carreras que están en nuestra mano. Y ahí se acaba nuestra parte para que te den esa oportunidad. Pero en amateur hay gente muy buena, y al final también cuenta el factor suerte, estar en el momento adecuado y tener esa oportunidad es lo que más influye». No es capaz de decir hasta qué punto es fundamental el azar, pero sí que, sin duda, lo es: «Porcentajes es muy difícil de decir, pero es eso: tener el momento justo de forma en el momento preciso de temporada para conseguir el máximo de victorias posibles. También cuenta la edad que tengas, lo que le haga falta a distintos equipos en distintos momentos.. Influyen muchas cosas, y la suerte es una de ellas», admite.

Espinitas e ilusión

Pero, si no toca todavía, hay otro plan a, «empezar la pretemporada otra vez con todas las ganas». Sobre todo, en un equipo que, a excepción de algunos errores puntuales, suele dar más alegrías a corredores y afición que disgustos. Esta temporada ha sido uno de los muchos ejemplos que atesora el cuadro dirigido por Evaristo Portela: «Sí, al final las vueltas más importantes que tenemos son las de aquí de Galicia, y ganamos las dos. Igual se pudo hacer algo más a principios de año en alguna prueba». ¿Faltó para completarlo el Campionato Galego de Ciclismo, celebrado a principios de junio en Pontevedra y que perdió él prácticamente en la última curva a causa de una polémica caída? «Esa espinita es la única pega que podemos tener. Al final, a toro pasado siempre es fácil ver lo que se pudo hacer mejor y peor. A lo mejor es verdad que queríamos estar un poco más arriba en la general a principio de año, pero al final le dimos bastante bien la vuelta, y con las dos de Galicia estamos muy satisfechos», apunta, orgulloso.

Es el resumen de una temporada intensa, en la que han superado disgustos y disfrutado victorias. Y ahora toca parar, «recuperar y desconectar un poquito de la bicicleta, saliendo a dar algún paseo de vez en cuando para que también la cabeza descanse. Y, de cara al futuro, esperar a ver si sale alguna oportunidad en profesionales». ¿Cuánto tiempo es capaz de estar sin subirse a una bici? «Bueno, no mucho -ríe-. Al final siempre te apetece. Si hace mal tiempo menos pero, si hace bueno, siempre te apetece ir a dar un paseíto ya de manera más tranquila, en modo entrenamiento».

Y con la misma ilusión confiesa que las victorias como mejor saben son celebradas en familia y con la mirada ya puesta en octubre, para que todo vuelva a empezar. Pero, esta vez, desde más arriba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El sueño profesional de un campeón que no deja de crecer