«La exposición al sol de forma saludable es una cuestión de sentido común»

La dermatóloga hablará de la fotoprotección en las charlas organizadas por la Xerencia de Xestión de Integrada


pontevedra / la voz

Ángeles Flórez Menéndez, jefa del Servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra, inaugurará el ciclo Charlas Saludables que organiza la Xerencia de Xestión Integrada de Pontevedra e O Salnés, con la colaboración de la Voz de Galicia. La doctora Flórez hablará el próximo martes, a las 20 horas, en la sede de Afundación, sobre Fotoprotección: Por qué?, Cómo?, Cúando?, insistiendo mucho en los daños derivados una exposición al sol inadecuada y cómo evitarlos.

-¿Cómo se expone uno al sol de forma saludable?

-Entendiendo y siendo consciente de los daños que puede causar la luz solar cuando uno se expone a ella de forma inadecuada. La clave está en el sentido común. Hay que evitar, sobre todo, las horas centrales del día y las superficies que hacen efecto espejo, como la nieve, la arena o el agua. La fotoprotección no es una crema, sino un conjunto de recomendaciones, como tomar el sol de forma lenta y progresiva o tener en cuenta nuestro tipo de piel y sus características individuales, algo que genéticamente nos condiciona. El fototipo es fundamental para una exposición saludable.

-¿Cuáles son los daños más graves y menos graves que puede sufrir nuestra piel?

-La exposición solar también tiene aspectos beneficiosos. No se trata en ningún caso de demonizarla, siempre y cuando se haga de la forma correcta. De no ser así, hay daños que pueden aparecer a corto plazo y pueden ser agudos y menos relevantes para la población en general, y daños a medio y largo plazo que pueden ser muy relevantes, tanto en lo que respecta al fotoenvejecimiento prematuro de la piel, como al cáncer cutáneo.

-La gente suele asociar el cáncer de piel con melanoma. ¿No siempre es así?

-El cáncer de piel se subdivide, simplificando mucho, en dos grandes subtipos, que son el melanoma y el denominado cáncer cutáneo no melanoma, que a su vez se subdivide en dos tipos básicos, el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular.

-¿Cuál es el más frecuente?

-En estos momentos el cáncer cutáneo no melanoma es el más frecuente en Europa y en general en todas las poblaciones de raza blanca o de países industrializados

-¿Y este tipo de patologías van en ascenso?

-Van en ascenso de forma alarmante en las poblaciones blancas. Y esto es así porque son poblaciones envejecidas, con más tiempo vital para que el factor de riesgo número uno, que es la luz solar mal tomada, actúe. También porque al envejecer, los mecanismos de reparación del DNA van siendo menos efectivos.

-¿Las campañas de prevención son efectivas?

-El conocimiento de los riesgos es primordial. Todos los años participamos en campañas de educación para salud y de prevención primaria y secundaria. Entre otras cosas, vamos a colegios para dar charlas y entrar en un grupo muy sensible como es el de la infancia y de la adolescencia. Pero sigue siendo insuficiente.

-¿Galicia es una población de especial riesgo?

-En Galicia tenemos muchas poblaciones de riesgo, ya que se exponen a la luz solar durante años por motivos laborales. Hablamos de mariscadores, agricultores y aficionados o practicantes de los deportes náuticos. En esta comunidad autónoma sí es motivo de consulta creciente el cáncer cutáneo

-¿Y qué datos tiene de Pontevedra?

-En Pontevedra los datos que tenemos son limitados. No me gusta crear alarmismo en la población, pero digamos que en esta área sanitaria hay un incremento tanto en el cáncer cutáneo melanoma, como en el no melanoma.

-¿En que se diferencian?

-El melanoma se deriva de los melanocitos, que son células que dan color a la piel. Es el «lunar malo», para entendernos. Este subtipo de cáncer cutáneo es más agresivo porque puede diseminarse a distancia y tener un impacto en mortalidad. Afecta mucho a adultos jóvenes. En cambio, el cáncer cutáneo no melanoma, el vasocelular o espinocelular, tiene menos posibilidades de diseminarse, de metastatizar y provocar mortalidad. Se suele detectar en zonas expuestas al sol de forma crónica y en pacientes de más edad que el melanoma.

-La gente se asusta bastante ante cualquier lunar o mancha. ¿Hace bien en preocuparse?

-Es muy frecuente que la población tenga lunares y la mayor parte de ellos son benignos. Simplemente hay que estar atento a la aparición de lesiones nuevas o a cambios en un corto plazo de las existentes. Si se trata de una lesión multicolor, asimétrica, de crecimiento rápido, a la que va asociado un sangrado, se debe consultar al médico de cabecera. Pero insisto en que la mayor parte de los lunares son lesiones buenas y solo un pequeño porcentaje son melanomas.

-¿Cuanto más factor de protección más tiempo de exposición solar?

-Esa es una de las cosas que hay que explicar detalladamente. No tiene nada que ver con los tiempos de exposición. Si el filtro pone protección 50, significa que el filtrado de la radiación ultravioleta B, se ajusta a lo que significa el SPF de 50, no que la pantalla sea absoluta y no deje pasar ni un poquito de energía a la piel. No hay ninguna relación entre el tiempo y el número de factor de protección. En el caso de la protección 50, supone que del 100% de fotones de radiación ultravioleta B, solamente llegan a la piel el 2%.

-¿Nos podemos fiar de la cosmética dermatológica, en general?

-Si está bien hecha por profesionales competentes sí.

¿Que cuidados son recomendables para la reparación de la piel después del verano?

- Simplemente hay que hacer una buena y adecuada hidratación de la piel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«La exposición al sol de forma saludable es una cuestión de sentido común»