El Pontevedra quiere romper la maldición de tablas con el Toledo

Luisito convoca a toda la plantilla para el reencuentro tras 16 años


pontevedra / la vozpontevedra / la voz

Se han encontrado en total seis veces a lo largo de las últimas casi tres décadas, y únicamente en la primera de todas ellas, en 1989, se rompió la leyenda del empate. Aquel 10 de diciembre, cuando el equipo manchego y el granate se veían las caras en el estadio municipal de Salto del Caballo, el cuadro pontevedrés intentó sentar un precedente que, sin embargo, no volvió a repetirse. Una victoria a domicilio por 0 a 1 es la referencia a la que tendrá que aferrarse esta tarde, a partir de las 17 horas, el cuadro de Luisito. Esta vez, al menos, toca jugar en casa. Y con la plantilla al completo. El míster teense ha convocado a todos los jugadores, incluido Kevin, que era duda hasta ayer, para el encuentro.

Porque, aún así, el estadio de Pasarón no es una garantía de éxito. Por lo menos no en este caso, ya que, si bien es cierto que el Toledo no ha conseguido ganar nunca -ni en la ciudad del Lérez ni el la castellana- al Pontevedra, tampoco este ha logrado volver a imponerse. Cinco tablas convierten a la plantilla verde en un rival a tener en cuenta.

Pocos o ningún goles

Y no solo porque en sus choques contra la granate ha demostrado que no se deja golear, que también: el 20 de abril de 1990 empataron a dos; el 27 de septiembre de 1992, a unos; el 7 de febrero de 1993, a dos; el 26 de noviembre del 2000, a ceros; y el 15 de abril de 2001, a unos.

Su trayectoria en este inicio de liga, lejos de ser buena, no ha sido tampoco alarmante. Estrenó esta nueva temporada en Segunda B con un empate ante el Talavera de la Reina, que una semana después complicó con una derrota en el Mariano González ante el Navalcarnero, y que la semana pasada remontó parcialmente con otras tablas ante el Guijuelo.

El Pontevedra, por el contrario, no ha logrado todavía igualar los resultados de su pretemporada, en la que acumuló varias victorias. No ha repetido, por el momento, ninguna. Tres derrotas, dos a domicilio -ante el Celta B y el Cerceda- y una en casa -contra el Rápido de Bouzas- complican el arranque hacia la permanencia. Aunque todavía quedan muchas jornadas, muchos meses, muchos partidos y muchos sinsabores. Pero también, seguro, muchas alegrías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Pontevedra quiere romper la maldición de tablas con el Toledo