Lotería de Navidad como «souvenir»

La venta de décimos para el sorteo navideño se dispara entre los que eligen visitar Pontevedra este verano

CH. C
pontevedra / la voz

Todo turista que se precie quiere llevarse a casa un buen recuerdo de su viaje. Anteriormente tazas, imanes y camisetas copaban las maletas a la vuelta de las vacaciones, pero eso ya ha pasado a la historia. El souvenir del momento es el décimo de Lotería de Navidad.

Desde las administraciones de Loterías y Apuestas del Estado pontevedresas muestran su asombro por el gran interés que el sorteo navideño está generando en pleno verano. «El día tres de julio llegó esta lotería y por mí que la hubieran mandado antes, se vende como churros. Si hay turistas el mes de febrero ya te la vienen a pedir entonces», cuenta Carmela Díaz, responsable de la oficina número 4 en la calle Reina Victoria.

Los carteles colgados en los puntos de venta rezan «hay Lotería de Navidad» y actúan como el reclamo perfecto, los veraneantes se apelotonan en las puertas para entrar y hacerse por fin con la suya. «Se ve que es todo gente de fuera de Pontevedra, de aquí prácticamente nada. El turista es el que se la lleva casi toda», explica Carmela. «Noto cada vez más turistas, este año desbordan. Ya no sé si es que hay más gente que el año pasado o hay la misma pero compran más», comenta Aurora López, encargada de la oficina número 5 -El Arco- en la calle Don Gonzalo.

La última campaña promocional del sorteo de Navidad, titulada The Guiris, buscaba aprovechar la afluencia de visitantes que disfrutan de las vacaciones. «¿Y si cae aquí el gordo?» ha sido su lema que, hasta el momento, está funcionando de maravilla. «Hace dos años cayó en Roquetas del Mar y se lo llevaron todos los que estaban de vacaciones, me muero si he venido aquí no la compro y toca», afirma Silvia Cruz, tras agenciarse el décimo -cuyas últimas dos cifras coinciden con el día de su cumpleaños- que volverá con ella a Madrid. También hay los que se guían por intuiciones y sienten que la ciudad del Lérez les dará suerte. «Aquí lleva tiempo sin tocar, me llevo dos décimos para Oviedo y vendré a celebrarlo con el dinero del premio, estoy seguro», señala Julián Vázquez mientras guarda sus boletos a buen recaudo. «Está siendo el verano que más lotería estamos vendiendo, los de fuera vienen como locos y si hay mucha cola vuelven al rato», cuenta Maricarmen Cabezudo, vendedora de la oficina número 9 en la calle Peregrina.

Preferencias

Como de costumbre sigue sin haber consenso sobre cual es la terminación más solicitada. En algunos sitios dicen que el 3, en otros el 5 o el 7, lo que si se sabe es que hay una de dos cifras que cada vez gana más adeptos. «La gente está como loca pidiendo el 13 estos días, pero es muy difícil de vender porque lo suelen tener abonados que lo juegan todo el año y no vas a quitárselo. Los que no están abonados están agotados», explica Aurora. También se está extendiendo entre los compradores la idea no elegir su décimo y que sea el azar el que decida. «Te dicen cógeme uno a boleo, el que más te guste», recuerda Carmela.

El sorteo de navidad de este año repartirá 70 millones de euros más que en 2016, hasta alcanzar un total de 2.380 millones. Si las ventas continúan como hasta el momento se calcula que casi el 20 % total de los décimos se despacharán durante la temporada estival. Pontevedra está deseando ser una de las ciudades afortunadas que repartan suerte entre sus vecinos y visitantes. De hecho, en algunas administraciones ya están pensando que champán comprarán para celebrarlo. «Este año el gordo cae aquí», sentencia Maricarmen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Lotería de Navidad como «souvenir»