Natación sin fecha de caducidad

El Traviesas, de la mano del entrenador Luis Leiro, se ha convertido en una referencia de la categoría máster

.

VIGO / LA VOZ

El Club Natación Traviesas lleva 21 años representando a Vigo en competiciones nacionales e internacionales. Es una de las tres mayores entidades de natación máster en Galicia, y necesitaban un entrenador a la altura. Lo encontraron. ¿Su nombre? Luis Leiro.

Como tantos otros niños, Leiro comenzó en la natación no por decisión propia, sino por interés de sus padres en que aprendiera a nadar. No obstante, a pesar de sus reticencias al principio, enseguida le apasionó. Y era bueno. Tanto, que logró el título de campeón de España en siete ocasiones. La élite no tardó en fijarse en él: «Con 15 años me aceptaron en el CGTD de Pontevedra, así que me fui allí» explica el nadador. En de 2006 dio un paso más en su carrera, ya que la Federación Española le concedió una beca para la residencia Blume, el centro de alto rendimiento de Madrid, así que con tan solo 16 años, Leiro se mudó a la capital para entrenar y competir ya a nivel internacional: «Fue una etapa muy dura, entrenaba todos los días unas cinco o seis horas, pero fue una experiencia muy satisfactoria a la vez», asegura.

Equipo nacional

Durante cuatro años formó parte del equipo nacional de natación, llegando no solo a ganar competiciones nacionales, sino también a clasificarse en la final del Campeonato de Europa: «Competir a nivel internacional fue la

hostia

» dice, «no solo por viajar con tus amigos, que es muy divertido, pero competir contra los mejores fue una experiencia increíble, aparte de pasarlo bien, aprendes muchísimo», afirma. No obstante, a los regresar a casa: «Con 20 años volví a Pontevedra y nadé durante dos años más», relata Leiro.

El deportista cuenta, por lo tanto, con un currículo plagado de éxitos deportivos que le abrieron las puertas a su actual profesión: «Mi transición de nadador a entrenador fue bastante rápido, empecé con un grupo pequeño en el Náutico, el club en el que me formé, y al poco tiempo me llamaron de Redondela para llevar un equipo entero y no me lo pensé dos veces», expresa el nadador. «En el 2015 me llamaron del Traviesas y empecé allí como único entrenador del club», señala.

Ya son dos años los que Luis lleva preparando a los nadadores del Traviesas, que no son pocos: «Hay unos setenta deportistas, pero nos coordinamos bien para entrenar», afirma. «Ser responsables técnico me ha enseñado el ‘lado oscuro’ de la natación. Cuando estás dentro del agua el entrenador es el malo, el que te exige, y ahora soy yo el que está fuera del agua», explica Leiro. En ese sentido, no tiene ninguna queja con los deportistas de su club: «Siempre están motivados, de hecho, si un día el entrenamiento es más flojo de lo normal son ellos los que me piden ‘‘caña’’ a mí», añade.

De «Traviesas» al mundo

El Club Natación Traviesas surgió como un refugio para aquellos que querían no solo nadar, sino disfrutar de la adrenalina de la competición. Con esa idea lo iniciaron cuatro nadadores aficionados en 1996. Su crecimiento fue exponencial. Comenzaron apuntándose a las competiciones autonómicas, pero hacia al año 2002 decidieron probar el nivel nacional. Hoy en día es una de las entidades más importantes de Vigo en natación máster.

No son deportistas profesionales, pero su dedicación y compromiso dan sus frutos. «Se lo toman muy en serio y sacan el tiempo de dónde sea, y sobre todo, hay muy buen ambiente», dice Leiro, que orgulloso explica: «Este año hemos tenido representantes en el Europeo y en el Mundial, además de varios medallistas en el Campeonato de España. Además casi ganamos el triplete: La Liga, el Campeonato de Invierno, y el de Verano».

Leiro confía en que su futuro estará ligado a la entidad de Traviesas por muchos años, y espera conseguir tan buenos resultados como hasta ahora: «El objetivo siempre será seguir ganando campeonatos».

Votación
2 votos
Comentarios

Natación sin fecha de caducidad