Una ruta con parada en Pontevedra

El área de autocaravanas ubicada a las orillas del Lérez es un ir y venir constante de vehículos

m.?h.
pontevedra / la voz

Desde que en el 6 de abril se inauguró el área de servicio de autocaravanas de Pontevedra, las veinte plazas disponibles han sabido a poco para todos aquellos que han decidido hacer un alto en su camino con el fin de conocer la ciudad del Lérez. Y no han sido pocos los que lo han hecho. En estos cuatro meses más de 400 autocaravanas han pernoctado en este área, según datos de la Asociación Gallega de Autocaravanas (AGA). Tras colgar el cartel de completo durante los fines de semana y festivos, la asociación prevé que durante los meses de agosto y septiembre la afluencia de autocaravanas se incremente. En este sentido, el presidente del colectivo, el pontevedrés Manuel Fernández-Arruty destaca que «todo apunta a que seguirá siendo complicado conseguir plaza para estacionar en la misma durante lo que queda de verano». Pero esto no disuade a los potenciales usuarios.

Atraídos por la buena fama que el área ha adquirido desde su apertura en páginas webs y foros especializados, cada día se acercan hasta este punto muchos vehículos. «Nosotros conocimos el área en un foro de Internet», explican Herminda Gómez y Pedro Orea, dos madrileños que llevan más de cuatro décadas recorriendo con su caravana España y Europa. Así, desde su experiencia viajando por todo el territorio español, Pedro considera que gracias a áreas como esta «Galicia no solo no tiene nada que envidiar al resto de España, sino que yo diría que está incluso por delante», algo que relaciona con la labor que se hace desde asociaciones como AGA y con los gobiernos locales que, tal y como puntualizan, «nos están dotando de espacios y servicios que nos lo hacen más fácil».

La limpieza de las instalaciones, la calidad de los servicios o su ubicación a 500 metros del centro ha atraído a muchos usuarios y usuarias que eligen esta forma de hacer turismo. Con la libertad e independencia por bandera, cada vez son más los autocaravanistas que vienen a conocer Pontevedra, su riqueza cultural y de ocio mientras disfrutan de unos días de descanso a la orilla del Lérez. Aunque la normativa solo les permite permanecer 72 horas seguidas en el área de estacionamiento, es tiempo suficiente para pasear por las calles empedradas del casco histórico o relajarse en las terrazas.

Impulsar más espacios

Por su parte, desde AGA se trabaja por impulsar más áreas como la pontevedresa en diferentes puntos de Galicia, así como en la creación de rutas turísticas vinculadas a las mismas, algo que según el presidente de la asociación «permitiría que las localidades más pequeñas tengan un nuevo cauce para reactivar su economía, al desestacionalizar el turismo». En este sentido, y tras meses de actividad, el área de Pontevedra es un ejemplo de que esta forma de hacer turismo no descansa.

Votación
3 votos
Comentarios

Una ruta con parada en Pontevedra