Carretera y tabla por media Europa

El pontevedrés Nacho Guisasola y el coruñés Pablo Montero viajarán y dormirán este mes en coche para competir en varias pruebas de surf

.

Pontevedra / La Voz

El pontevedrés Nacho Guisasola y el coruñés Pablo Montero iniciaron ayer un viaje que les llevará por buena parte de Europa para competir en varias pruebas del circuito mundial de surf. En su plan de ruta figura un campeonato en Salinas, su primera parada, tras la que pondrán rumbo al Reino Unido y después regresarán por Francia, donde participarán en dos citas más antes de volver a Galicia.

Nada sorprendente, en principio, para dos surfistas como Nacho, que se proclamó el pasado junio campeón de España sub-18 en Ferrol, o Pablo, con experiencia ya en pruebas del circuito mundial. Pero lo curioso es que harán este viaje por su cuenta a bordo de un Opel Corsa de tres puertas, con casi veinte años y 250.000 kilómetros, que el coruñés ha adaptado para que ambos puedan dormir cada día en él.

La idea de esta curiosa aventura partió de Pablo, que a sus 28 años ha decidido darse un tiempo para cumplir su sueño de dedicarse plenamente al surf ahora que al fin se ha licenciado en Farmacia. Recientemente ya ha vivido otras experiencias como surfear en el círculo polar ártico o en una isla perdida de Indonesia durante casi un mes. Y ahora ha decidido usar su coche para, a falta de presupuesto para pasar un mes por media Europa compitiendo, irse junto a Nacho a disputar pruebas de gran prestigio.

«El campeonato de Newquay, en el Reino Unido, coincide con un festival, y cuando busqué alojamiento vi que estaba todo prácticamente lleno -explica Pablo-. Así que pensé en una solución y se me ocurrió la idea de dormir en el coche», añade. Y sin pensarlo dos veces, se puso manos a la obra. «Bajé con un medidor, vi las posibilidades y me di cuenta de que cabía una cama», sigue contando un ilusionado Pablo.

A continuación, se puso en manos de un carpintero y un tapicero para hacer realidad su proyecto. Y el resultado, asegura, ha sido mejor de los esperado. «El colchón lo hicimos del mejor material y después me fui a comprar un cámping gas, parrilla, ducha, toldo... Así que vamos como marqueses porque la idea es viajar y vivir la experiencia, pero también competir», cuenta orgulloso. De hecho, afirma que el coche ahora parece otro. «Fue un regalo de mi hermano mayor. Lo que no se imaginaba es lo que iba a hacer con él», dice entre risas.

Pero si la experiencia del viaje es parte importante de la aventura, la parte competitiva no lo será menos. No en vano, las pruebas en las que competirán tendrán un altísimo nivel. En el Reino Unido, por ejemplo, serán los únicos gallegos junto a Gony Zubizarreta, la gran figura del surf autonómico. Y esperan que los resultados compensen el esfuerzo. «La intención es hacerlo lo mejor posible y vivir experiencias nuevas», apunta Nacho. Y en la misma línea se expresa Pablo. «No será fácil, pero espero conseguir meterme entre los 30 primeros en alguna de las pruebas», agrega Pablo.

Con la vista puesta en el Pantín

Como colofón al viaje, Nacho y Pablo sueñan con poder participar en el Pantín Classic, que comenzará en cuanto lleguen a Galicia. Ambos están inscritos, aunque saben que no será fácil lograr plaza ante el nivel del resto de candidatos a una de las 150 plazas disponibles. «Este año será difícil poder entrar, pero es un campeonato en el que nos gustaría mucho poder competir», admite Nacho. «Ya que vamos a competir fuera representando a Galicia, si pudiésemos competir en casa, sería genial», añade Pablo. Pero, si no es posible, la edición del próximo año ya está en su mente. «Intentaremos este mes sumar los máximos puntos posibles para tener opciones de estar en más pruebas el próximo año», concluye Nacho.

Votación
7 votos
Comentarios

Carretera y tabla por media Europa