Cinco años por intentar tomar un vuelo a Lanzarote con 750 gramos de cocaína

El pontevedrés había ingerido la droga en Brasil y fue detenido en Barajas


Pontevedra / La voz

Acababa de salir de prisión en Brasil y se encontró con que no tenía recurso económico alguno para regresar a España. Fue entonces cuando unos narcos contactaron con este pontevedrés, cuya identidad no ha trascendido, y le ofrecieron pagarle el billete de avión a cambio de que transportara en su organismo un alijo de cocaína. Fue «esa falta de recursos económicos la que le hicieron cometer el delito», sostuvo su representante legal.

El plan de viaje estaba claro. De Brasil a Madrid y de esta localidad a Lanzarote, donde, presumiblemente, habría alguien que estaría esperando por los estupefacientes. Sin embargo, todo se malogró en el aeropuerto de Barajas.

Hace poco más de un año, el 24 de junio del 2016, agentes de la Policía Nacional interceptaron al pontevedrés cuando se disponía a tomar el avión que le trasladaría a Lanzarote. En su interior, transportaba un total de 72 cilindros de cocaína que arrojaron un peso total de 753 gramos. Se estima que esta sustancia estupefaciente tendría un valor en el mercado negro de más de 35.400 euros.

El acusado acaba de ser condenado a cinco años de prisión como autor de un delito contra la salud pública de sustancias que causan grave daño, así como le han impuesto el pago de una multa de setenta mil euros.

En este punto, y con respecto a su alegación de que actuó movido por un estado de necesidad, los magistrados descartan que no tuviera más alternativa que delinquir. «Entendemos que las circunstancias que pone de relieve el acusado en el plenario acerca de su situación económica no son suficientes», toda vez que «bien podía haber agotado otras posibilidades que no fueran la de cometer una grave infracción penal con el consiguiente daño y perjuicio para la salud pública, como por ejemplo buscar un empleo o solicitar algún tipo de ayuda para poder volver a España con su mujer y su hijo».

De igual modo, descartan que padeciese algún tipo de toxicomanía que sustentase la aplicación de una eximente por drogadicción. De hecho, los magistrados remarcan que en el informe del Servicio de Información al Drogodependiente se concluye que no padece un trastorno grave por consumo de estupefacientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco años por intentar tomar un vuelo a Lanzarote con 750 gramos de cocaína