Pontevedra reconoce a Sabino Torres como Hijo Predilecto

La Voz

PONTEVEDRA CIUDAD

CAPOTILLO

El título honorífico le será entregado este sábado a la familia del escritor en un acto que se celebrará en el Café Moderno

29 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Sabino Torres (Pontevedra 1924-Madrid 23 de mayo del 2016) está considerado como un ejemplo de compromiso con la literatura gallega y con Pontevedra. Su pasión por los libros y por su ciudad fue una motivación que lo alimentó desde muy joven y que lo acompañó hasta el final de sus días.

Su distinción como Hijo Predilecto fue acordada por el Pleno de la Corporación y tiene por finalidad reconocer su entrega a Pontevedra y su contribución a las letras y a la cultura gallega. El título le será entregado este sábado a su familia en un acto que tendrá lugar a las 19,30 horas, en el Café Moderno, todo un símbolo de la intelectualidad pontevedresa.

El periodismo fue una de las pasiones de Sabino Torres. A comienzos de los años 40 participó en la creación de varios semanarios y revistas. Bajo la protección de Gráficas Torres, la empresa de su padre, en 1943 salió a la luz la revista Finisterre, dirigida por Emilio Canda y con Celso Emilio Ferreiro como redactor jefe. Con Canda fundó también en 1945 la revista Ciudad y en 1955 puso en marcha el semanario Litoral.

Editor y escritor

Estas publicaciones, así como otros proyectos culturales, germinaron en una Pontevedra gris y anodina de posguerra, sometida a una férrea censura franquista. En ese ambiente también surgieron las tertulias de intelectuales y artistas de nueva generación, contrarios al régimen, junto con personajes que habían protagonizado la vida cultural y política en la Segunda República y por ello fueron marginados y depurados. Torres participó en aquel tiempo en esas tertulias del Savoy y del Carabela con Emilio Canda, Celso Emilio Ferreiro o Luciano del Río.

Como editor y escritor fue el impulsor de la colección Benito Soto, que fundó en 1949 con Manuel Cuña Novás y Emilio Álvarez Negreira. Era la primera iniciativa editorial que publicaba poesía en gallego después de 1936 y se convirtió en punto de encuentro de autores nuevos y consagrados. Dicha iniciativa fue posible gracias al mecenazgo de Gráficas Torres.

Después de un largo paréntesis, Sabino retomó la actividad editorial y fundó la colección Hipocampo. Su obra literaria en gallego, en verso y en prosa, cuenta con media docena de títulos, a los que se suman otros libros en castellano.

Miembro correspondiente de la Real Academia Galega y decano de los editores gallegos, siempre será recordado por su personalidad vital y animosa, su jovialidad, sus dotes de gran conversador, por su elegancia y su humanidad, además de por su ingente obra intelectual y literaria, que constituyen un valioso legado. Según consta en el acuerdo municipal, con la concesión a Sabino Torres del título de Hijo Predilecto, Pontevedra rinde un merecido homenaje a una persona «que se entregou en corpo e alma a súa cidade».