Lección de valores e igualdad del PRC en Florencia

El club pontevedrés logró que tres jugadoras de su equipo sub-14 pudiesen jugar el torneo en un equipo mixto pese a la prohibición de la normativa italiana


El Pontevedra Rugby Club regresó ayer de Italia, a donde acudió a disputar con su equipo sub-14 un torneo amistoso, con la sensación de haber dado un importante paso en favor de la igualdad en el deporte.

El club pontevedrés desplazó a Florencia a 16 jugadores y tres jugadoras para disfrutar de una experiencia única compartiendo la pasión por el rugbi con otros equipos europeos. Sin embargo, la noche antes de empezar el torneo, se toparon con la incomprensible prohibición de la extemporánea normativa italiana de que las niñas mayores de 11 años jueguen en equipos mixtos.

Ante esta situación, el técnico y educador del PRC Alberto Fernández tomó la decisión de que, o jugaban Uxía, Alejandra y Eva, de 12 y 13 años, o el equipo se plantearía no participar. Y así se lo comunicó al club organizador, el Firenze 1931, que en todo momento apoyó esta postura. Tanto, que inició conversaciones con la federación italiana y el estamento arbitral para solucionarlo, aunque finalmente estos no accedieron a que las jugadoras del PRC participasen, más allá de permitirles disputar un amistoso con la selección femenina de la Toscana a la que el Firenze invitó expresamente para ello.

Sin embargo, ni el PRC ni el club local cejaron en su empeño, y con la jornada ya iniciada, la secretaria del Firenze les comunicó que dos árbitros accedían a que las niñas jugasen con sus compañeros, entrando poco después entre los aplausos de la selección toscana y buena parte del público que recibió, por parte de tres jóvenes pioneras y un club con valores, toda una lección de igualdad en el deporte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Lección de valores e igualdad del PRC en Florencia