«Los vi entrar en el pabellón hace 2 años y dije ??¡uy!??»


«Hace dos años, cuando jugamos contra ellos en una situación parecida (si ganábamos éramos equipo de Asobal), ellos vinieron, y yo los vi entrar por la puerta del pabellón y dije: ??Uy, estos no vienen de paseo??, y después nos ganaron y al día siguiente ascendimos». Hablaba Quique Domínguez y, junto a él, el director de la oficina de Pontevedra d Seguros La fe, Antonio Barrio, y el portero del Teucro, Javier Santana, le escuchaban atentos en la sede de la empresa. «Y el entrenador de ellos -continuaba el técnico azul- al día siguiente me decía: Quique, estos son los partidos que a nosotros nos valen. A nosotros, jugar contra los equipos de la zona baja, bueno, está bien, pero yo, en jugadores como estos, que están formación y tienen que buscar experiencias como esta, nos valen partidos como contra el Teucro y en su casa, que son los que realmente les dan nivel, experiencia y les hacen mejorar».

A la evidente emoción del encuentro de esta tarde, Domínguez sumó algo más. Y con justificación: «Es evidente que estamos en el tramo decisivo de la competición, tenemos también muy claro que llegamos a estos últimos partidos en una situación inmejorable; si nos lo hubiesen dicho al principio yo creo que todos hubiésemos apostado por llegar así, con cuatro puntos de ventaja sobre nuestros rivales directos, dependiendo únicamente de nosotros y con una trayectoria muy muy positiva a lo largo de todo el campeonato que nos hace llegar en esta situación de ventaja».

Pero, advirtió, «también es una realidad que todavía nos faltan puntos para cerrar ese primer puesto que peleamos, para conseguir ese ascenso por el que tanto estamos luchando, y que los rivales a los que nos enfrentamos son rivales de muchísimo nivel». El duelo catalán es solo un ejemplo del calendario, que les «nos ha preparado esta recta final tan dura. Venimos de jugar en Alcobendas, donde con muy buen juego y un grandísimo partido nos superó, y ahora queremos volver a ganar contra un equipo tan potente, tan fuerte, contra un filial con jugadores de tanta calidad como es el Barcelona B».

Los peligros que entraña el cuadro blaugrana son muchos y variados, alertó el entrenador azul, ya que se trata de «un equipo con jugadores muy jóvenes pero enorme calidad y una gran capacidad física y, por lo tanto, el rival que vamos a tener delante es uno de muchísima entidad, que defiende bien, que corre bien, que ataca con jugadores con muchísimo talento y que nos va a obligar a hacer un partido muy completo si queremos ganarlo».

Y quieren hacerlo. «Lo necesitamos, tenemos mucha ilusión y confianza en que lo vamos a poder hacer, pero el Barcelona no va a venir a pasearse, eso seguro». Precisamente por eso, «tenemos ganas de jugar el partido, que es además uno de esos que invita a que haya una gran afluencia de público en el pabellón porque lo vamos a necesitar. Ojalá que haya un gran ambiente y que haya muchos aficionados, ojalá que la gente se dé cuenta de lo importante que es el partido, que tengamos una buena entrada para amarrar los puntos y ojalá que sea una gran tarde para el Teucro y el balonmano en Pontevedra», sentenció.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Los vi entrar en el pabellón hace 2 años y dije ??¡uy!??»