Un objetivo, tres oportunidades

El Teucro aspira a asegurar cuanto antes el ansiado ascenso directo


pontevedra / La Voz

El Teucro ha vuelto al trabajo, después de unos días de descanso coincidiendo con el parón de la liga en Semana Santa, con la cabeza puesta en asegurar cuanto antes el ansiado retorno a Asobal. Los de Quique Domínguez llegan a las últimas tres jornadas con un valioso colchón de cuatro puntos sobre el Palma del Río, único rival que todavía le puede arrebatar el ascenso directo. Por ello, pase lo que pase en los próximos partidos, el equipo pontevedrés llegará a la última jornada con opciones de lograr su meta, aunque su intención es dejar cuanto antes resuelto su objetivo pese a que plantilla y cuerpo técnico saben que no lo tendrán fácil.

La primera oportunidad de conseguirlo la tendrá este sábado, aunque al igual que en la jornada anterior, el Teucro no dependerá solo de sí mismo. Para lograrlo, los azules deberán ganar este sábado al Barcelona B, tercer clasificado pero sin opciones de optar al ascenso al militar su primer equipo en Asobal, y esperar que el Palma del Río pierda en la pista del Bordils. Hace dos semanas, el escenario fue casi idéntico, pero la derrota teucrista en Alcobendas, unida al triunfo de los cordobeses en Zamora, ha provocado que la situación este sábado sea igual que la de entonces aunque, ahora, con el Teucro ejerciendo como local.

Si esta necesaria carambola no se produce pero la diferencia se mantiene en cuatro puntos, la segunda oportunidad le llegará al Teucro, precisamente, en el feudo del Palma del Río. De cara a este duelo directo, en el supuesto planteado, al Teucro le servirían tres resultados para certificar el ascenso: un triunfo, un empate o una derrota por menos de seis goles. No en vano, en el partido de ida los azules vencieron a su rival por 33 a 27, por lo que cualquier desventaja inferior le permitiría superarle en caso de empate final a puntos. Y en caso de derrota por una diferencia superior, todavía le quedaría la última jornada en casa ante el Bordils.

El último escenario, y sin duda el más desfavorable para los intereses de Quique Domínguez se produciría si, llegada esta penúltima jornada, el Teucro cuenta solo con un margen de dos puntos -en caso de perder este sábado en casa frente al Barcelona B y que el Palma del Río gane al Bordils- y cae por más de siete goles en la cancha del equipo cordobés. De producirse esto, los azules llegarían al partido final en su feudo sin depender de sí mismos. Pero, incluso así, les quedaría una opción de ascenso directo si logra ganar y el Palma del Río no lo hace en la pista del Covadonga. E, incluso, si el conjunto andaluz pierde, a los azules les valdría con un empate.

Por todo ello, el Teucro llega a estas tres jornadas con todo a su favor para lograr su objetivo. Aunque, tal como ha destacado Quique Domínguez en varias ocasiones, todavía les queda trabajo por delante para convertir el sueño en realidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un objetivo, tres oportunidades