Camino de otro año de récord turístico

Las previsiones para esta Semana Santa auguran cifras de negocio y ocupación que aventuran otro ejercicio espléndido para el sector en las Rías Baixas


Las primeras cifras de ocupación que ya se manejan en esta incipiente Semana Santa 2017 que acaba de arrancar permiten abrigar fundadas esperanzas sobre el resultado económico final a obtener. La alianza con una excelente meteorología como la que disfrutamos y la que se prevé, retroalimenta el optimismo del sector en nuestra provincia. Para los establecimientos hoteleros que abren sus puertas (ya que no todos están aún operativos) y en los destinos más concurridos, las expectativas de negocio son muy interesantes. Se aguarda mejorar los números en comparación con las mismas fechas en ejercicios anteriores. Y nos permite presuponer con razonable fundamento que vamos camino de otro año de récord turístico.

Destino preferente

La previsión de que recibiremos en las carreteras de esta comunidad autónoma un millón y medio de vehículos (un diez por ciento de los desplazamientos en turismo que se aguardan en todo el Estado) es un dato precursor. Cualquiera que haya cogido el coche ya percibía este fin de semana el incremento de la presión circulatoria en la red viaria pontevedresa. Esos aforos suponen la confirmación de que Galicia en general, las Rías Baixas en particular, vuelven a ser destino preferente. Hoteles y otros alojamientos de la provincia estarán ocupados en tres cuartas partes de su capacidad, según la previsión manejada por el Clúster de Turismo. Una media del 75 % que puede ser superada por los visitantes de última hora que se desplazan alentados por el buen tiempo y sin reserva previa.

La provincia de Pontevedra viene de acreditar recientemente su capacidad en Fitur 2017 con una demostración de potencialidades que dio que hablar. Ya escribí entonces que da la sensación de que las instituciones están mejorando razonablemente en su parte de la tarea. Con una puesta en escena múltiple. Como poliédrica es la oferta de destinos y posibilidades que agrupa nuestra zona.

Sin embargo, no podemos caer en la autocomplacencia. Entre los lunares que aún existen en esta materia, adolecemos de dispersar esfuerzos y recursos. Ya sea por multiplicar inútilmente la oferta informativa, ya por atomizar las promociones en lugar de rentabilizar plataformas comunes. Son defectos en los que incurren desde los propios empresarios del sector hasta las instituciones públicas que concurren en la promoción.

En la ciudad de Pontevedra hemos tenido ejemplos manifiestos que ya están en vías de arreglo, como por ejemplo ha ocurrido con la multiplicidad de oficinas informativas de turismo que llegamos a tener, como también de organismos promotores que finalmente sucumbieron con los recortes provocados por la crisis económica. ¿Se acuerdan de Turismo de Pontevedra o de Terras de Pontevedra, finalmente fenecidos?

Imaginación

El reto del 2017 no es sencillo. Venimos de los números excepcionales del 2016, tanto en España con más de 75 millones de turistas, de los que cerca de 5 millones eligieron Galicia. Se estima que en nuestra comunidad autónoma el sector turístico generó 7.000 millones de euros (el 11 % del PIB gallego) con las Rías Baixas y Santiago de Compostela como los dos principales polos de atracción. Y en la provincia de Pontevedra superamos los 2 millones de pernoctaciones, ya que solo las Rías Baixas atrajeron a casi un millón de visitantes, lo que otorgó ese carácter de «destino preferente» que antes citaba.

Y además, el Camino. El otro gran dato del 2016 fue que en Galicia registramos 278.041 peregrinos, que supusieron récord absoluto desde que se tabulan datos. Dentro de los números generales, la ciudad de Pontevedra, hito destacado del Camino Portugués, recibió a 55.000 peregrinos, de los que solo 11.000 eligieron el albergue para pernoctar, por lo que el resto de los caminantes dejaron un importantísimo retorno económico en hoteles y hostelería locales. Los primeros registros del 2017 apuntan a un incremento que este año cuenta con el aliciente añadido del nuevo Camiño Portugués pola Costa, una ruta que ya han empleado más del 11 % del total de peregrinos que han acudido a Compostela.

Ofertas imaginativas como ese Camiño pola Costa son el ejemplo a seguir por lo que suponen de recreación de los recursos disponibles. El cuidadísimo vídeo promocional que presentó Turismo Rías Baixas en Fitur apelando a las sobradas «reasons to come to Rías Baixas» («razones para venir a las Rías Baixas»), supone un poderoso instrumento de captación para interesar a los peregrinos que opten por ese recorrido alternativo, que compatibiliza el Camino con el conocimiento de los atractivos turísticos de los diferentes hitos como el centro histórico de Pontevedra, el castillo de Soutomaior o las cascadas de A Barosa, en el municipio de Barro.

En la ciudad de Pontevedra cabe subrayar un par de iniciativas que recogía este periódico en estos días. Tanto la apertura de una zona de aparcamiento para autocaravanas, cercana al río Lérez que dará servicio a un tipo de turismo que ha crecido más de un 50 % en el último año. Y el Museo de Pontevedra se ha sumado con otro aliciente para estimular el turismo cultural, denominado Un paseo pola arte, consistente en visitas comentadas por el Sexto Edificio y el Sarmiento del complejo museístico para su descubrimiento por propios y foráneos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Camino de otro año de récord turístico