El Teucro y el Alcobendas se miden en un partido «a cara de perro»

Los azules podrían proclamarse líderes y asegurarse el ascenso este fin de semana


pontevedra / la voz

«Mi madre que es santa y además es sabia, no sé si es más sabia que santa o al revés, dice que primero hay que comer y después lavarse los dientes. Si te lavas los dientes antes de comer la comida te va a saber rara y los dientes los vas a seguir teniendo sucios. Así que es importante el orden en el que hagas las cosas». Con este peculiar símil, que hizo sonreír al propio Quique Domínguez, el entrenador del Teucro advertía de que no está dispuesto a proclamarse campeón, ni ascendido a Asobal, hasta que no sea real. «Nosotros vamos a intentar ir a Alcobendas a ganar nuestro partido, como venimos haciendo desde hace algunas jornadas, y después, a la vuelta, posiblemente vamos a saber qué hizo el Palma del Río», advirtió.

Y lo hizo porque no quiere errores, ni vender la piel del oso antes de tenerla. Y, sobretodo, porque «si estamos pendiente del Palma del Río no estaremos pendientes de lo importante, que es nuestro partido». Para Domínguez sobra tener que repetir una vez más «las dificultades en las que nos puso el Alcobendas en el partido de aquí, en Pontevedra, el buen equipo que es, la buena plantilla, amplia y bien trabajada por parte de su entrenador». El técnico pontevedrés tiene claro que el de esta tarde «va a ser un partido intensísimo, con un ritmo altísimo, a cara de perro, porque ellos están en esa pelea con otros cuatro o cinco equipos por meterse en fase de ascenso, y nosotros no hace falta decir lo que estamos buscando», reconoció.

Ganas de ganar

Para conseguirlo el Teucro ha preparado el partido a conciencia, y «se nota en el equipo, en los jugadores, en las ganas que tienen de que llegue el partido, de jugar y de ganarlo». Y ello a pesar de que todo el cuadro técnico y la plantilla azul son conscientes de que el cuadro visitante no tiene previsto ponerle las cosas fáciles, «porque realmente lo está haciendo muy bien, está jugando francamente bien, con un ritmo altísimo y con muchísima efectividad». Pero, advierte el entrenador azul, se va a encontrar en el pabellón municipal con un anfitrión que, no solo va a «tener opciones» y plantarle cara, sino que va a «hacer un gran partido allí, y ojalá nos traigamos los puntos y podamos hacer muchas foto en el autobús» en plena celebración de la victoria y, con ella, del ascenso a Asobal.

El cuadro pontevedrés es consciente de que para ello tendrán que prestar especial atención a las rápidas transiciones que caracterizan a los madrileños. Pero no solo a ellas: «Es un o de sus puntos fuertes, seguramente lo que más destaca y llama la atención, pero es solo uno de ellos; tienen más». Como, por ejemplo, su defensa: «Es una gran defensa, tanto cuando están en 5-1 como cuando están en 6-0. Es una defensa con una enorme movilidad, una grandísima intensidad, con desplazamientos continuos a zona de balón y, sobre todo, que provoca errores, que te hace muchas veces tomar decisiones equivocadas, cosa que propicia los contraataques y que da inicio a las transiciones tan buenas que ellos realizan», añade el técnico.

Y advierte a quienes infravaloraron al Alcobendas de la temporada pasada, el que estuvo en la zona baja de al tabla: no es el mismo, ha cambiado. Y el de este año no se va a conformar con poco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Teucro y el Alcobendas se miden en un partido «a cara de perro»