Una jornada para ganar y esperar

El Teucro ascenderá el sábado si vence en Alcobendas y el Palma del Río no lo hace después en la pista del Zamora


pontevedra / La Voz

El Teucro tendrá este sábado la primera oportunidad de certificar matemáticamente el deseado ascenso directo a Asobal, pese a que de momento no dependerá exclusivamente del equipo pontevedrés el conseguirlo. Para ello, la primera premisa es que los azules ganen el partido que disputan a las seis de la tarde en la pista del Alcobendas, equipo inmerso en la lucha por clasificarse para la fase de ascenso. Pero, además, en caso de lograrlo, deberán esperar a lo que haga después el Palma del Río en la pista del Zamora, a partir de las 20.15 horas, ya que un triunfo visitante permitiría al equipo cordobés mantener opciones de alcanzar al Teucro.

De todos modos, frente a las posibilidades que conceden las matemáticas, el discurso dentro de la plantilla azul se mantiene invariable. Quique Domínguez ya advirtió en la previa del partido frente al Alarcos Ciudad Real de que todavía tendrán que pelear para lograr su objetivo, y que por ello no miraban más allá de dicho encuentro. Y pese a ganarlo, el mensaje dentro del equipo sigue siendo el mismo.

Así, al menos, se desprende de las palabras de jugadores como Borja Méndez. Cuestionado sobre la posibilidad de que se produzca este sábado la carambola necesaria para asegurar el ascenso a falta de tres jornadas, el jugador vigués evita pronunciarse. «No hacemos cuentas de lo que puede pasar -asegura Méndez-. Nosotros iremos a lo nuestro, y mientras ganemos, no nos preocupa lo que haga el resto». De hecho, ante la pregunta de cuál de los dos equipos les interesaría más que ganase, dado que el Zamora también mantiene opciones matemáticas de darles alcance, insiste en ponerse de perfil. «Nos da igual, cualquiera de los dos. Nosotros solo vemos lo nuestro», recalca.

Siguiendo esta línea, el central apunta la importancia de pensar solo en el Alcobendas. Y lo hace avisando de las dificultades que les planteará el conjunto madrileño, del que destaca que «es un muy buen equipo, muy peligroso en su casa, con un juego muy rápido y que ya ha ganado a equipos de arriba», señala.

En este sentido, Méndez también valora la importancia del último triunfo en el duelo ante el Alarcos, en el que pese a llegar al tramo final con una cómoda ventaja, el Teucro tuvo que sufrir para llevarse los dos puntos. «Hicimos un gran partido durante 55 minutos, pero no sabría explicar lo que pasó en esos últimos cinco». En todo caso, una vez superado el susto, el central se queda con el valor del resultado, ya que recuerda que «nos quedan por delante jornadas muy complicadas». No en vano, después de visitar al Alcobendas, al Teucro le quedará recibir al Barcelona B, visitar al Palma del Río y cerrar la liga en casa ante el Bordils.

Por tanto, la intención del Teucro es asegurar el ascenso cuanto antes. Y, para ello, el camino más corto pasa por ganar este sábado y esperar que no lo haga el equipo cordobés en Zamora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una jornada para ganar y esperar