El ascenso se decide en casa

Al Teucro le bastaría con no fallar en el Municipal para subir a Asobal


Pontevedra / La Voz

Después de 22 jornadas sin conocer la derrota, el Teucro ya acaricia con los dedos el ansiado retorno a Asobal. El trabajado triunfo cosechado el sábado en Córdoba, tras una semana de parón liguero, ha permitido a los azules sumar dos puntos importantes para acercar un poco más el objetivo. Y además, la jornada les dejó un premio añadido con la derrota del Palma del Río en la pista del Alcobendas, un resultado que ha permitido a los de Quique Domínguez ampliar su ventaja sobre su principal perseguidor a seis puntos cuando solo restan diez en juego. Por ello ahora, con tres partidos todavía por disputar en el Municipal, al Teucro le bastaría con ganar dos de esos encuentros y empatar otro para asegurarse matemáticamente el ascenso, hagan lo que hagan sus perseguidores. Aunque, para ello, los azules tienen por delante un calendario complicado.

Actualmente, solo el mencionado Palma del Río y el Zamora, al que aventaja en ocho puntos más el golaveraje particular, pueden dar alcance al Teucro, además de un Barcelona B que no opta al salto de categoría por contar con su primer equipo en Asobal. Por tanto, un triunfo azul en la próxima jornada convertiría la lucha por el ascenso en cosa de dos, Teucro y Palma del Río. En todo caso, para lograrlo, el equipo pontevedrés tendrá un duro rival este sábado en el Municipal.

El primero de los tres últimos equipos que visitará Pontevedra en lo que resta de curso es el Alarcos Ciudad Real. El bloque manchego ocupa la séptima posición, la primera que no da derecho a disputar la fase de ascenso, a cuatro puntos del sexto clasificado. Por tanto, el duelo ante los ciudadrealeños se augura complicado, al igual que en la primera vuelta en la que el Teucro ganó por un ajustado 27 a 28, pero los azules cuentan con el aval de mantenerse invictos este curso en casa.

A continuación, tras la visita a otro rival inmerso en la pelea por el play-off como el Alcobendas, precisamente el equipo que derrotó el pasado sábado al Palma del Río, será el Barcelona B el que visite el Municipal. El filial blaugrana, actualmente segundo a seis puntos de los de Quique Domínguez, será otro hueso duro de roer por su calidad, juventud y la falta de presión. Aunque el Teucro, que ya arrancó un empate en la ciudad condal, confía en que el factor cancha juegue a su favor para decantar el partido.

Tras este duelo, al Teucro le tocará visitar al Palma del Río en la penúltima jornada, en la que en función de lo que suceda en las tres anteriores, los azules podrían tener ya el objetivo en el bolsillo. Pero, en todo caso, todavía le quedaría una bala en el partido de la última jornada en casa ante un Bordils que llegará a Pontevedra sin poder optar al play-off y sin riesgo de descenso. De todos modos, en el seno del equipo azul confían en que para entonces ya hayan podido festejar el ascenso junto a su afición antes de disputar este último partido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El ascenso se decide en casa