Una jornada redonda para un Teucro que ya huele a Asobal

Los azules aventajan en cinco puntos al segundo cuando restan dieciocho en juego


Pontevedra / La Voz

Nadie quiere lanzar las campanas al vuelo dentro de la plantilla azul pero lo cierto es que, después de dieciocho jornadas sin conocer la derrota, sumando 35 de 36 puntos posibles, el Teucro empieza a acariciar con los dedos el ansiado retorno a Asobal.

La victoria del pasado sábado en tierras segovianas, por la mínima merced a la presión local en los minutos finales, permitió a los de Quique Domínguez mantener su racha triunfal una semana más. Y para redondear la jornada, el Cisne echó un cable a sus vecinos derrotando en Pontevedra al Palma del Río, inmediato perseguidor de los azules en la lucha por el ascenso directo, con lo que la ventaja del Teucro es ahora de cinco puntos sobre los cordobeses cuando restan dieciocho en juego.

Uno de los protagonistas del triunfo teucrista del pasado sábado fue Dani Hernández, que con ocho goles fue clave para que el equipo pontevedrés regresase con los dos puntos a casa. Pero el veterano lateral, como es costumbre, elude los personalismos tanto en la victoria como en la derrota. «Tuve suerte en el aspecto goleador, pero al final es resultado del trabajo del equipo», defiende Hernández al hablar del encuentro del sábado. «Fue un partido muy completo, aunque se nos acercasen al final debido a las exclusiones -continúa-. Creo que estuvimos muy bien todo el partido tanto en ataque como en defensa y esa fue la clave, puesto que la del Nava es una cancha muy complicada y el pabellón estaba hasta arriba», valora.

El veterano lateral teucrista, curtido ya en mil batallas, no esconde que la situación actual es envidiable, pero advierte de que todavía les queda un duro camino por recorrer. «No cabe duda de que es bueno tener un colchón, pera además es importante porque ahora nos viene un calendario que es una locura -detalla Hernández-. Tenemos que ir a Alcobendas, que es una cancha donde no ha ganado casi nadie, recibir al Barcelona, ir a Palma del Río, tiene que venir Ciudad Real... Así que llevamos una racha fantástica, pero no hay que olvidar que con partidos tan difíciles como los que vienen se nos pueden escapar muchos puntos y tener problemas», avisa.

Tres jornadas seguidas en casa

Con la vista ya puesta en lo que queda, Dani Hernández celebra que los caprichos del calendario reserven al Teucro tres partidos seguidos en Pontevedra, si bien el segundo de ellos será ejerciendo como visitante en el Municipal ante el Cisne. «Es una suerte tener tres semanas sin viajar, así que ahora tenemos que pensar en el Amenábar, que será un rival difícil. Y luego vendrá el derbi, que es un partido que por lo que se vio en la primera vuelta, que solo ganamos de uno, será un duelo muy duro y de mucha intensidad», señala.

Por todo ello, el lateral insiste en buscar el equilibrio entre la confianza por la situación del equipo y la necesaria precaución. «Es verdad que vemos la clasificación y nos da muchas esperanzas, pero también que todavía queda mucho, con partidos muy complicados y puede pasar de todo. Pero no cabe duda de que cualquiera querría estar en nuestra posición, eso está claro», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una jornada redonda para un Teucro que ya huele a Asobal