Magia y fantasía en la cabalgata

Miles de pontevedreses disfrutaron de la visita de sus Majestades de Oriente


Pontevedra / La voz

Los Reyes Magos desplegaron ayer toda su magia por las calles de Pontevedra y llevaron la ilusión a los miles de personas que se apostaron para disfrutar de la tradicional cabalgata. Los ojos de muchos, tanto pequeños como adultos, brillaban de la emoción de poder contemplar el paso de las carrozas que transportaron a sus Majestades de Oriente desde José Malvar hasta la Alameda.

Este año, la comitiva real fue encabezada por la charanga Airiños de San Martiño, cuyos componentes ya se encargaron de caldear el ambiente para cuando le llegara el turno a los protagonistas de la velada. Estos se hicieron esperar. A fin de cuentas, antes los pontevedreses tuvieron ocasión de contemplar distintas carrozas -ahí estaban las dedicadas a Mortadelo y Filemón o al Jorobado de Notre Dame-, así como asombrarse con las escenografías de Pablo Méndez Performance o los malabares de Rivel Animación.

Si todos ellos, así como los demás participantes en la cabalgata, fueron recibidos con aplausos, estos se transformaron en un estruendo cuando hizo acto de presencia la carroza del Rey Melchor. Luego le seguirían las que desplazaban a Gaspar y a Baltasar.

A diferencia del año pasado donde la amenaza de lluvia planeó durante todo el desfile, ayer las nubes de días pasados dejaron paso a una jornada de cielos claros y buenas temperaturas, lo que, sin duda, animó a pontevedreses y visitantes a salir a la calle. Pese a la climatología reinante, hubo quien no salió de casa sin el paraguas. Pero no para protegerse de la lluvia, sino para utilizarlos a modo de cesta para pescar o, más bien, robar caramelos a los más pequeños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Magia y fantasía en la cabalgata