Lores: «Estoulles ofrecendo a miña cabeza e chámanme antidemocrático»

El alcalde recuerda que la cuestión de confianza es un procedimiento que prevé la ley


Pontevedra / La voz

El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), defendió ayer la vía por la que optará para tratar de aprobar el presupuesto para el año 2017: vincular la aprobación del mismo a una cuestión de confianza. Lores recordó ayer que se trata de un procedimiento que se incluyó en la legislación «para evitar bloqueos como o que se está a dar en Pontevedra, onde a posición pretende que gobernemos cos seus orzamentos». Insistió en que «é perfectamente legal e tamén democrático».

Lores se mostró muy crítico con los acontecimientos que se están viviendo desde que hace una semana la oposición aprobaba 22 enmiendas al proyecto de presupuesto. Desde esa fecha ha habido informes contrarios a esas enmiendas, subsanación de errores por parte de la oposición, nuevos informes y la celebración de un plano del que finalmente se retiró del orden del día el punto relativo al presupuesto.

La situación ahora es que el alcalde ha convocado para mañana un nuevo pleno con el presupuesto como asunto único. La convocatoria solo contempla que se vote el presupuesto que aprobó la junta de gobierno a principios de mes, no el que incorpora las enmiendas de la oposición.

Si no se aprueba el documento del gobierno, Lores planteará la cuestión de confianza, que obligaría a la oposición a presentar un candidato alternativo a la alcaldía en el plazo de 30 días. Recordó que es el propio alcalde el que se expone a que pueda ser apartado del cargo si se da el caso de que los grupos de la oposición llegan a un acuerdo: «Estoulles a ofrecer a miña cabeza, e teño que escoitar que me chaman antidemocrático», ayer aseguró Fernández Lores.

Impugnación del PP

El alcalde también adelantó que no atenderá el recurso de reposición que, a modo de impugnación de la convocatoria del pleno extraordinario, presentó ayer mismo el PP. El portavoz de este grupo, Jacobo Moreira, explicó la principal razón en que apoyan la impugnación de la convocatoria es «la intención del alcalde de vetar el derecho de la oposición a votar las enmiendas». Para el PP, lo único que puede votarse en el pleno es el presupuesto dictaminado por la comisión de Facenda, que incluye las enmiendas. Lores, por su parte, insistió en la existencia de informes técnicos que desacreditan esas enmiendas. También cuestiona el PP que el gobierno local haya emprendido el camino de la cuestión de confianza para tratar de aprobar el presupuesto.

La impugnación planteada por Jacobo Moreira parece una huida hacia adelante , máxime cuando el propio portavoz del PP no alberga dudas sobre cuál sería el resultado de esa cuestión de confianza: «Todos tenemos claro que tendrá el resultado que quiere el alcalde», señaló, en alusión a que no habrá acuerdo entre los grupos de la oposición.

El PP aún buscará hoy jugar una nueva baza ante del pleno con la convocatoria de una comisión extraordinaria y urgente de la comisión de Facenda, un organismo que preside el popular Rafael Domínguez.

Ayer, Moreira no descartó que la aprobación del presupuesto para el 2017 acabe en los tribunales, una vía que también quieren explorar otros grupos de la oposición como el PSOE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Lores: «Estoulles ofrecendo a miña cabeza e chámanme antidemocrático»