Pontevedra es una de las tres urbes gallegas que más población ganaron en la última década

En diez años el número de pontevedreses subió en 2.453 personas


pontevedra / la voz

Pontevedra, aunque sea muy poquito y a un ritmo pausado, vuelve a crecer. Eso es lo que se desprende de las últimas cifras de población publicadas anteayer por el Instituto Nacional de Estadística, con datos del 1 de enero del 2016. Así, el municipio pontevedrés pasó de 82.539 habitantes en el 2015 a 82.549 vecinos en 2016. Son solo diez personas más, pero la cantidad es casi lo de menos. Lo importante es que se crezca en un contexto muy concreto; el de una Galicia envejecida, con una sangría demográfica terrible de la que no se salvan ni siquiera ciudades como Vigo.

Pongamos los datos en contexto. ¿Pontevedra solamente creció este año? No. Si se repasa lo sucedido en la última década se observa que el municipio pontevedrés tiene un crecimiento de población sostenido -salvo algunos años, pero son los menos- al menos desde 1996, el primer año del que ofrece datos de ámbito municipal el INE. Hubo algunos años, sobre todo los más duros de la recesión, como el 2009 o el 2011, que el padrón sí se resintió un poco. Pero, en conjunto, en la última década se ganaron un total de 2.453 habitantes. Y, en veinte, se ganaron 8.262 ciudadanos. Es decir, es como si desde 1996 hasta ahora Pontevedra sumase toda la población que ahora mismo vive en Cotobade y Moraña.

Marín baja de los 25.000

Lo habitual es que las ciudades ejerzan de polo de atracción de habitantes también hacia municipios limítrofes con ellas. No en vano, muchos vecinos suelen buscar viviendas más baratas que las de las urbes en ellos. ¿Qué pasa con los concellos pegados a Pontevedra? Se dan distintos casos. Poio sí gana población este ejercicio. Y, en la última década, sumó 1.700 habitantes nuevos. Barro, también cercano, cotiza al alza en habitantes este último ejercicio. En el cómputo de los últimos diez años aumentó su población en 344 habitantes.

¿Y Marín? El municipio marinense no está en esa línea. Este año baja. Y, si se compara su población actual con la de hace diez años, sus cifras son para llorar: perdió nada menos que 1.312 vecinos. Uno de los factores que seguramente le afecte sea la bajada de la inmigración ligada a la crisis, especialmente las penurias del sector pesquero, ya que Marín solía tener censados a numerosos marineros extranjeros.

Si se compara la evolución de Pontevedra con la del resto de las ciudades gallegas, hay motivos para estar relativamente contentos. La pontevedresa figura entre las tres urbes de la comunidad, junto con Lugo y Santiago, que más habitantes ganaron en la última década. Vigo, por ejemplo, está actualmente en números rojos. En diez años se dejó por el camino casi medio millar de habitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra es una de las tres urbes gallegas que más población ganaron en la última década