Enmienda del PP al modelo del BNG

Proponen eliminar del presupuesto partidas para composteros y reforma urbana


Pontevedra / La voz

El grupo municipal del PP anunció ayer las enmiendas que presentará al proyecto de presupuesto municipal del 2017. Son tres y suman 1,8 millones de euros. Pero parecen abocadas al fracaso, ya que afectan de lleno a asuntos clave para el modelo que impulsa el BNG.

¿Qué propone el PP?

La primera enmienda plantea rebajar el IBI en un millón de euros, pasando una previsión de ingresos de 18,4 a 17,4 millones. La segunda insta a habilitar una partida de 595.000 euros para la implantación de una red de «transporte urbano colectivo de viajeros». Y la tercera enmienda propone destinar 300.000 euros a la elaboración de un documento que permita la aprobación inicial de un nuevo PXOM. En realidad, el PP ya planteó estas cuestiones en la negociación frustrada con el gobierno local. Este rechazó las tres cuestiones, por lo que el PP sabe que casi con total seguridad están abocadas al fracaso. No obstante, Jacobo Moreira las definió como «enmiendas constructivas». El portavoz rechazó la posibilidad de presentar una enmienda a la totalidad «porque no aporta nada, y nosotros queremos que Pontevedra tenga presupuesto».

¿Por qué rechazará el gobierno local las enmiendas del PP?

Además del hecho de que ya se le dijo que no al PP en la negociación previa a la elaboración del presupuesto, desde el gobierno local se ven las enmiendas del grupo liderado por Jacobo Moreira como un «ataque directo» al modelo urbano y a la nueva gestión de residuos basada en el compostaje, que quiere implantar el BNG como proyecto estrella para el actual mandato. Así, causan estupor en las filas nacionalistas las propuestas del PP, no ya por las partidas que piden incrementar, sino por las que pretenden detraer para compensar sus propuestas. Por ejemplo, el documento del PP plantea reducir en casi 730.000 euros la partida destinada a mejoras de accesibilidad urbana, que en el presupuesto figura con 1,7 millones. Otras partidas relacionadas con el modelo de ciudad que quiere recortar el PP son las destinadas a alumbrado, que propone rebajar de 300.000 a 100.000 euros; y a mobiliario urbano, para la que se pide un recorte de 90.000 a 60.000 euros. Además, también apunta el grupo de Jacobo Moreira al plan de compostaje al proponer eliminar la partida de 300.000 euros que el proyecto de presupuesto prevé destinar a la compra de composteros. También piden suprimir los 60.000 euros que se contemplan para renovar contenedores y papeleras.

¿Cuál es el calendario para la aprobación del presupuesto?

Tal y como se acordó la semana pasada en la comisión de Facenda, los grupos de la oposición tienen hasta el lunes para presentar enmiendas, ya sean parciales o a la totalidad. El miércoles, día 14, está convocada una nueva reunión de la comisión municipal para dictaminar las enmiendas. Esa sería la última comisión antes del pleno. En principio se quiere llevar el presupuesto al pleno ordinario de este mes, que será el lunes 19.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Enmienda del PP al modelo del BNG