Detenido el indigente que reside en el puente de Rosalía de Castro tras el enésimo fuego

Los llamas dañaron la red de suministro eléctrico y de R, el alumbrado público y, al menos, las tuberías de recogida de fecales


Pontevedra / La voz

José Manuel Lages cambió el jueves por la noche el catre que tenía bajo el puente de Rosalía de Castro por el de los calabozos de la Comisaría de Joaquín Costa. Este indigente de 58 años fue arrestado por la Policía Nacional de Pontevedra minutos después de que se produjera un voraz fuego en su infravivienda que terminó por causar cuantiosos daños en la red eléctrica, de telecomunicaciones e, incluso, en la de recogida de aguas fecales. Tras ser puesto a disposición judicial en A Parda, quedó en libertad.

Minutos antes de las once de la noche se iniciaron las llamas que estuvieron acompañadas por pequeñas deflagraciones que generaron intranquilidad y temor entre vecinos de esta céntrica calle pontevedresa. Las primeras hipótesis apuntan a que el fuego pudo tener su origen en unas velas que José Manuel Lages dejó encendidas y que terminaron por prender entre los efectos que acumulaba.

Todo parece indicar que cuando regresó a Rosalía de Castro, el fuego ya estaba avanzado. Fue entonces cuando agentes de la Policía Nacional lo arrestaron por un supuesto delito de daños en incendio. Las fuentes consultadas dejaron claro que no se puso en riesgo la vida de ninguna persona, ni se causaron estragos, circunstancias que habrían determinado la imputación de las tipificaciones más graves de este delito.

Como consecuencia de la acción directa de las llamas y de las altas temperaturas resultaron dañados una serie de servicios. Así, se vio afectado el alumbrado público -operarios de Setga trabajaron ayer durante la mañana para normalizar la situación-, así como el servicio de la empresa de telecomunicaciones R y el suministro eléctrico. Desde Gas Natural Fenosa precisaron, a este respecto, que, si bien el incendio en sí únicamente afectó a una sola acometida durante 190 minutos -tres horas y diez minutos sin suministro-, lo cierto es que se tuvo que cortar durante media hora el suministro a toda la calle para poder terminar la reparación.

De igual modo, sufrieron desperfectos las tuberías de recogida de aguas fecales, así como, al cierre de esta edición, estaba pendiente de inspeccionarse la red de pluviales por si pudiera haber sufrido algún daño también.

Una tonelada de residuos

Al mismo tiempo que se llevaban a cabo las labores de reposición de estos servicios, operarios de Ferrovial Servicios procedieron a sanear todo el bajo del puente. Ni se imaginaban lo que se iban a encontrar. Se estima que se tuvo que retirar cerca de una tonelada de residuos, de los que más de quinientos kilos se corresponderían con toda clase de efectos calcinados -enseres personales, ropa, elementos de cocina...- y el resto, chatarra.

Lo cierto es que vecinos de Rosalía de Castro llevaban meses quejándose de la insalubridad de este punto. Hubo quien aseguró que, incluso, quemaba cobre a escasa distancia de las vivienda, una actividad que, además de muy molesta, puede afectar a la salud de las personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Detenido el indigente que reside en el puente de Rosalía de Castro tras el enésimo fuego