El Teucro es imparable

Los azules remontan al Alcobendas en un final de partido para enmarcar


pontevedra / la voz

Golpe de autoridad de un Teucro imparable. Los de Quique Domínguez supieron reponerse a un difícil inicio y en el último tramo de partido dieron la vuelta al partido para mantener la racha.

Golpeó rápido el Teucro por medio de Borja Méndez. Pero fue un espejismo. El primer tramo del choque se caracterizó más por el acierto de las defensas que por la capacidad ofensiva de ambas escuadras.

Azules y blancos se estrellaban una y otra vez con la madera, los brazos de sus rivales o, con la malla que proteje los fondos de la cancha. Algo que se tradujo en solo tres goles en los primeros cinco minutos con el Teucro en ventaja.

No se alteró ritmo hasta que los azules se quedaron con uno menos por una discutida falta de Medina. Ahí Alcobendas supo sacar ventaja y obligó a los de Quique Domínguez a parar el tiempo para corregir defectos pasado el ecuador del primer tiempo.

La charla surtió efecto y el Teucro volvió a llevar la iniciativa en el partido dándole la vuelta al marcador para iniciar un lento y continuo intercambio de golpes que los condujo al descanso con un gol de desventaja gracias al gol de falta directa de Óscar Silva con el tiempo cumplido.

El segundo tiempo comenzó de la peor manera posible para el Teucro. Dos goles consecutivos de Alcobenas, que supo aprovechar los fallos azules en ataque, pusieron el partido cuesta arriba para los pontevedreses.

Solo a través de los chispazos de Borja Méndez o Dani Hernández lograban los azules recortar distancias, aunque cada intento de empatar tenía una respuesta tan contundente como desmoralizadora de un Alcobendas que nadaba como pez en el agua en el contraataque.

Tuvo que pedir tiempo muerto Quique Domínguez mediada la segunda mitad para remontar los dos tantos de diferencia. Y Méndez y Moledo obraron el milagro en dos rápidos arreones para igualar el envite.

Pero la cosa no quedó ahí. Los azules sacaron su mejor repertorio ofensivo y defensivo y en un abrir y cerrar de ojos lograron un cñomodo colchón de dos goles que ampliaron en los ñultimos minutos para deleite de la afición que festejó la novena victoria consecutiva por todo lo alto.

Marcador cada cinco minutos: 2-1 (5’), 2-3 (10’), 3-5 (15’), 7-7 (20’),10-10 (25’), 11-12 (descanso), 14-15 (35’), 17-18 (40’), 19-21 (45’), 23-23 (50’), 27-25 (55’), 32-28 (final)

Árbitros: Pedro José Amigo Plaza y Javier Espadas García

Incidencias: Partido disputado en el Municipal ante 600 espectadores

Lloria; Medina, Pichel, Juan Quintas, Borja Méndez, Dani hernández, Ángel Iglesias -equipo titular- Santana (ps), Óscar Silva, Iván Fernández, Samu Gómez, Carlos García, Román Pedreira, Edu Moledo, Gil, Altirriba

Velasco; Santiago López, Roberto Giménez, Miguel Muñoz, Barba, Kramarz, Tolmos -equipo titular- Delgado (ps), Arenas, Falcón, López, García, Gimeno, Martí

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro es imparable