¡Vaya tropa la del Concello!


Hay días en que el cronista no sale de su asombro ante la falta de coherencia o de rigor, incluso ante la superficialidad con la que algunos políticos se toman sus responsabilidades en el Concello. Ayer fue uno de esos días.

El alcalde presentó al resto de portavoces una propuesta para trasladar los plenos de los lunes a los viernes. Lo hizo en atención a una demanda del resto de grupos aprobada en el último pleno. Solo que pedían que los plenos fueran los jueves. ¿Y por qué propone Lores el viernes y no el jueves? Ni siquiera él fue capaz de explicarlo: «¿Que por que non o xoves? Porque propoñemos os venres». Vaya contundencia argumental.

Le siguió el portavoz del PSOE, Tino Fernández. Su grupo solo lleva una moción al pleno del próximo lunes -el cambio de fecha ya se tratará más adelante-, y los socialistas no han encontrado ningún asunto de mayor trascendencia para los pontevedreses que instar la adhesión del Concello a una red de municipios que abogan por la remunicipalización del abastecimiento de agua. Y para justificarlo, Fernández dijo en rueda de prensa que presentan esa moción «para meterlle o dedo no ollo ao goberno». ¡Toma ya!

Pero hay más, Ciudadanos, por ejemplo, presenta una moción sobre el Parque de Maquinaria de la Diputación, para que el Concello abogue por que se mantenga como servicio público y en su ubicación principal. ¿Argumentos para llevar esta propuesta al pleno municipal? Pásmense: que existen rumores -¡rumores!- sobre una hipotética privatización.

Marea, por su parte, vuelve con la Ley de la Memoria Histórica poniendo el foco en Fernández Ladreda, ministro franquista. Perfecto... si no fuera porque el secretario del pleno advertía al portavoz para evitar los problemas surgidos con el cambio de nombre a la calle Javier Puig. Hace falta un informe de un comité de expertos, un consenso previo, etc. Nada, a Marea le da igual lo que diga el técnico y está dispuesto a seguir adelante sin consenso y sin comité de expertos.

Y el PP, tras el consenso alcanzado en agosto para autorregular los plenos con un máximo de dos mociones por grupo, ahora dice que no, que el número debe ser proporcional al del concejales. «No es justo que con siete concejales tengamos las mismas posibilidades de presentar proposiciones que un grupo con un único edil», soltó Jacobo Moreira. Por cierto, un PP cuyos concejales ahora firman en contra de la creación de un centro de día para personas sintecho que impulsa Rexudir y en el que participan económicamente la Xunta y el Concello. Los concejales que ahora lo rechazan, votaron a favor de su creación hace solo unos meses.

En fin, ¡vaya tropa!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¡Vaya tropa la del Concello!