Los únicos beneficiados del mal «de las vacas locas»

La Voz

PONTEVEDRA CIUDAD

Ocurría el 17 de noviembre de 2000

17 nov 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Usuarios del Mercado de Abastos de Pontevedra, que representa a los adjudicatarios de la plaza, sostenía hace 16 años que el llamado mal «de las vacas locas» -la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EBB)-, lejos de producir el descenso de ventas de productos cárnicos, las ha disparado. Según este colectivo, las transacciones de productos cárnicos cayeron inicialmente con esta nueva crisis que ha llevado al Gobierno central a cerrar las fronteras españolas a la carne de vacuno procedente de Francia e Irlanda. Pero, meses más tarde, no solo se han recuperado, sino que desde el octubre anterior, coincidiendo con la difusión, dicen, de la aparición de animales con EEB, «concretamente en Francia en una cadena de grandes superficies con establecimientos en Pontevedra», incrementaron la venta de ternera.