Una encuesta destaca el vínculo entre el modelo urbano y el comercio local

Nueve de cada diez pontevedreses opta por ir de compras por el centro, sin coger el coche


Pontevedra / La voz

Hace ya bastantes años, antes incluso de la crisis económica, Pontevedra se convirtió en la única ciudad gallega donde se ponían pegas a la implantación de grandes superficies comerciales. Desde el Concello se tomó la decisión política de frenar ese tipo de instalaciones para no perjudicar al comercio tradicional del centro de la ciudad.

La idea de centro comercial urbano cuajó, y ahora una encuesta elaborada por encargo Concello refrenda que aquella decisión ha sido asumida por los pontevedreses: el comercio de proximidad es el que se lleva la palma en los hábitos consumistas.

El trabajo demoscópico se encargó con el fin de seguir avanzando en el análisis del modelo urbano. Si en los últimos años se pusieron en valor los beneficios que la reducción del tráfico y la peatonalización suponen para la salud y para el bienestar ciudadano, ahora era el momento de analizar su repercusión en la actividad comercial. No hay que olvidar que los comerciantes fueron en su día uno de los sectores que más se oponían a los planes de peatonalización, y con el tiempo ese sentimiento ha cambiado hasta el punto de que ahora hay zonas en las que son los propios comerciantes quienes piden más zonas libres de tráfico, como sucedió en la calle Castelao.

La encuesta fue realizada a finales del verano con entrevistas en la calle y los resultados los incluyó el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), en una intervención el mes pasado en Torrelodones con motivo del congreso de la Red de Ciudades que Caminan. Bajo el título «Ciudad que camina, ciudad que crece», Lores enfatizó el reforzamiento de la economía terciaria que han supuesto los cambios llevados a cabo en la ciudad en los últimos quince años. Así lo ponen de manifiesto cifras como el 7,2 % de crecimiento del comercio entre 199 y 2015, ya que según datos recogidos de los padrones municipales, el sector pasó de tener un peso del 33 % a suponer el 40 % de la actividad económica en la ciudad.

Y ahí entra la encuesta a analizar los hábitos de consumo de los pontevedreses. La práctica totalidad de los pontevedreses optan por realizar sus compras habituales a pie, sin emplear el vehículo. Así, el 95 % de los encuestados afirmaron que prefieren ir de compras -ya sea de productos básico o de ropa- por el centro de la ciudad. El 12 % son partidarios de los centros comerciales periféricos y el 7 % aseguran acudir con regularidad grandes superficie s de fuera de Pontevedra.

En este contexto, se preguntó cuántas veces utiliza cada familia pontevedresa el coche para hacer la compra de productos básicos (alimentos). La conclusión es que más de la mitad de los encuestados (53%) no lo hace nunca; el 18 % emplea el coche menos de cuatro de cuatro veces al mes, y el 15 % lo utiliza de cuatro a ocho veces al mes. Apenas el 11 % de los encuestados hacen la compra diaria en coche.

La encuesta, realizada a pie de calle en varias de las arterias comerciales de la ciudad, segregó a los vecinos del centro urbano de los que viven fuera, ya se en alguna de las parroquias de Pontevedra o fuera del municipio. Además, no se tuvieron en cuenta las respuestas de los visitantes ocasionales y turistas.

Entre los que viven fuera , el 82 % afirmaron que se había desplazado al centro para comprar ropa, y el 50 %, para compras de alimentación. De estos, es prácticamente similar el porcentaje de los que utilizan aparcamientos de pago (53 %) que el de los que usan disuasorios (47 %).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una encuesta destaca el vínculo entre el modelo urbano y el comercio local