Sedes céntricas que se quedan pequeñas para las asambleas

PP, Marea Pontevedra y Ciudadanos tienen dependencias alquiladas, mientras BNG y PSOE están pagando la hipoteca


pontevedra / la voz

¿En la era de las nuevas tecnologías y de la información inmediata es necesario que los partidos políticos dispongan de una sede orgánica, cuando ya cuentan con un local en el Concello de Pontevedra? Una ronda por las cinco formaciones con representación municipal concluye, de forma unánime, que sí. Es imprescindible, afirman. Algunas dependencias son en propiedad y otras en alquiler. El que lleva más tiempo en su actual sede es el BNG, y el que inauguró la suya más recientemente, Ciudadanos.

El PP local se trasladó de la calle de la Oliva a su sede de calle Palamios en agosto del 2015, aunque no se inauguró oficialmente hasta el 3 de diciembre. En el partido aseguran que fue una decisión personal de su presidente, Jacobo Moreira, para reducir el coste del alquiler anterior en un 50 %. Prefieren no hacer público el importe de un local que sufrió actos vandálicos en forma de pintadas en dos ocasiones.

La formación conservadora, que dice contar con 2.200 afiliados, organiza todos los actos en esa sede, desde encuentros con vecinos y colectivos a reuniones de la junta directiva local y del comité de dirección. Para citas más multitudinarias suelen echar mano del hotel Galicia Palace.

El BNG compró el local de la calle Marquesa en 1993, seis años antes de acceder a la alcaldía de la ciudad. Hoy en día siguen pagando la hipoteca, cuya cuota no hacen pública. La formación nacionalista facilita como cifra de militantes los 316. En esas dependencias se hacen reuniones diversas (locales y comarcales) y se atiende al público, trasladando las asambleas a otro recinto por cuestiones de aforo.

El PSOE también dispone desde el 2006 de una sede en propiedad, en este caso con hipoteca compartida con la estructura provincial. Menos las asambleas, que por sus 297 afiliados, se hacen en la Residencia de Estudiantes, alberga todos los actos.

Los dos partidos que entraron en la corporación en el 2015 tienen sedes alquiladas. Marea Pontevedra optó por un bajo en Cruz Vermella, por el que paga 350 euros al mes más IVA. La formación, que dice tener un censo de 356 afiliados, le saca «bastante proveito» a la sede. Toda la labor política se hace ahí, a excepción también de las asambleas. El local da a una plaza pública y a veces, subrayan en Marea, «tomamos a rúa».

Ciudadanos, por su parte, eligió un local en los soportales de A Ferrería, que inauguró el 27 de noviembre del 2015. La formación naranja, que cuenta con cerca de 70 militantes, paga por ella 357 euros al mes. El único uso que tiene la sede son cuestiones relacionadas con el grupo municipal -en realidad, grupo mixto al tener un único edil-. Para el resto de temas orgánicos apuestan por céntricas cafeterías, situadas a escasos metros de su sede.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sedes céntricas que se quedan pequeñas para las asambleas