Una final envenenada

Pontevedra y Arousa se juegan el título autonómico y el pase a la fase nacional


Un duelo de histórica rivalidad entre vecinos y un premio de tres mil euros parecen no ser motivación suficiente para dos equipos que se disputan, esta tarde a partir de las 17.30 horas en el campo de Burgáns, el primer trofeo oficial de la temporada más centrados en la competición de liga que en la Copa Federación. Aun así, Arousa y Pontevedra pondrán toda la carne en el asador pues ni Jorge Otero ni Luisito son capaces de saltar al campo sin otra aspiración que derrotar al rival. Aunque ello implique clasificarse para la fase nacional de la Copa Federación que obligará al ganador a jugar partidos entre semana y fuera de Galicia.

No todo lo que rodea a esta Copa de los modestos es negativo. El jugoso premio metálico que concede la Federación Galega ya es estímulo suficiente para muchos equipos. Además, esta competición está dando la oportunidad a los jugadores con menos minutos para demostrar que merecen un sitio en el once titular de sus equipos. Y por si fuera poco acumular victorias, sobre todo en un partido de tanta rivalidad que tanto en Vilagarcía como en Pontevedra se viven siempre de un modo especial, genera un clima de confianza en el vestuario fácilmente exportable al torneo liguero.

Algo similar han vivido los dos conjuntos que llegaron a la final gallega. En el Pontevedra recelaban de la conveniencia de participar en este tipo de torneos, pero tras las goleadas conseguidas ante Alondras y Ribadumia y los buenos partidos cuajados por jugadores que no estaban entrando en los planes de Luisito en liga como Jacobo o Adrián Mouriño justificaron la incursión en esta competición.

Con la política de rotaciones seguirá Luisito en la final de esta tarde en Cambados. Canedo seguirá acumulando minutos, Adrián Gómez volverá al lateral derecho, Gonzalo seguirá acoplándose al timón granate, Miki suplirá a Añón y Mateu será la alternativa a Mario Barco en la punta de lanza. También Álex Fernández y Abel Suárez tendrás minutos para recuperar el sitio perdido en el centro del campo. Bruno ejercerá de lateral izquierdo y Luisito deberá arreglar el problema en el eje de la zaga y todo apunta a que Capi y Trigo seguirán acumulando minutos en sus piernas.

También el Arousa continuará en la línea que le llevó a la final. Otero apostó firmemente por la cantera y en la final seguirá siendo fiel a su idea con una convocatoria plagada de jugadores sub-23 y con tres juveniles que volverán a tener minutos. No estarán los exgranates Lloves ni Aitor Díaz, reservados para la liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una final envenenada