Un viaje subterráneo

Los restos, musealizados en el año 2010, recrean la historia medieval de la ciudad del Lérez


Pontevedra / La voz

En el año 2007, las obras de reforma de la avenida de Santa María -en pleno centro histórico de Pontevedra, al lado de la emblemática basílica y a tiro de piedra de la casa del Concello- dejaron al descubierto los restos del foso defensivo de la antigua fortaleza medieval de la ciudad, construida en el siglo XII y derribada a finales del XIX. Se sabía de su existencia pasada, pero nadie podía imaginar que bajo una calle transitada por miles de personas al año se conservaba prácticamente intacto el foso y una parte importante de la pared que daba al interior de la ciudad medieval. Tras dos años de excavaciones y de un cuidado proyecto de musealización, en el otoño del 2010 abría sus puertas el CITA (Centro de Interpretación das Torres Arcebispais), una instalación bajo tierra que propone un viaje en el tiempo acompañado de las más modernas tecnologías.

El CITA cuenta con 715 metros cuadrados de superficie y su visita tiene una duración estimada de una hora. La estructura incluye los muros del foso y restos de un puente levadizo que en su día servía de acceso a la fortaleza. También se exhiben 24 bolas de piedra que en su día se usaron como proyectiles de catapulta y se encontraron durante las excavaciones, así como otras piezas históricas.

La entrada es reducida -solo se permiten veinte personas al mismo tiempo en su interior- y los visitantes pueden ver un audiovisual en 3D que explica la historia romana y medieval de la ciudad y que permite apreciar el pazo-fortaleza en todo su esplendor y los asedios que sufrió a lo largo de la historia.

El espacio recibe una media de unos diez mil visitantes anuales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un viaje subterráneo