La Brilat abre las puertas de sus unidades a cientos de pontevedreses

La brigada cerrará hoy los actos de su cincuenta aniversario con un parada militar


Pontevedra / La Voz

Fue todo un éxito. Imposible cuantificar el número exacto de personas, tanto adultos como niños, que ayer disfrutaron de la exposición de material y equipamiento que, coincidiendo con su cincuenta aniversario, llevó a cabo la Brilat en la Alameda de Pontevedra. Lo cierto es que, por momentos, el pasear entre las distintas unidades de la brigada se convertía en una tarea complicada.

Los cientos de pontevedreses y visitantes tuvieron ocasión de conocer un poco más a una de las brigadas vanguardia del Ejército español. Zapadores, artilleros o el personal de infantería abrieron las puertas de sus respectivas unidades a la ciudadanía, pero también lo hicieron el personal de comunicaciones o el de sanidad militar, entre otros. De este modo, los más pequeños, además de tener la oportunidad de ponerse a los mandos de un Obús 155/52, pudieron aprender algunas nociones de primeros auxilios, como es la reanimación cardiopulmonar o RCP.

Esta exposición completó la que ayer se clausuró en el Liceo Casino de Pontevedra, un espacio en el que por la tarde se oficializó la donación a la Brilat de un cuadrado, La Virgen de Empel, por parte del escritor y empresario Lucas Molina Franco. La obra, realizada por el pintor Ferrer Dalmau, muestra el momento en el que los tercios de Flandes descubren una imagen de la Inmaculada en la vísperas de su victoria «milagrosa» contra la escuadra protestante.

Esta gesta estuvo muy presente en la exposición del Casino, donde los asistentes pudieron, además de disfrutar con los pinceles de Ferrer Dalmau, acercarse a la historia de la Brilat adentrándose, tanto en su día a día, como en las misiones internacionales, no exentas de riesgo. De hecho, entre las piezas expuestas, restos del helicóptero Cougar que se accidentó en Afganistán provocando la muerte de diecisiete militares, doce de ellos de la Brilat, o una motocicleta empleada en un ataque de la insurgencia contra una patrulla de la brigada.

Y si exitosas resultaron ambas exposiciones, otro tanto se pude decir del concierto de bandas militares que acogió, poco antes del anochecer, la Alameda de Pontevedra. La Banda de Guerra de la Brilat, y las bandas de música de la Escuela Naval y de la Fuerza Logística Operativa partieron desde distintos puntos de la capital para confluir en este céntrico punto donde interpretaron distintas piezas. Todo un aperitivo de lo que será hoy la parada militar, pieza central de los actos de conmemoración del cincuenta aniversario de la brigada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Brilat abre las puertas de sus unidades a cientos de pontevedreses