Del violonchelo clásico al rock en tres pedales

María del Carmen García de Burgos Velón
carmen garcía de burgos PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

xoán carlos gil

Los tres hermanos de Margarida Mariño son músicos por empeño de su madre. En Navidad tocan juntos

29 sep 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Su primer recuerdo musical es de los 5 años. Es de su segundo hermano, Borja, tocando el piano en casa. Antes que él, cuatro antes para ser exactos, ya lo hacía el mayor, Ángel, pero con la guitarra. Ángel no fue al conservatorio. Fue el único de los cuatro que aprendió por su cuenta. Tiró por el rock y ha tocado en varias bandas a lo largo de su vida, además de dar clases particulares. Vive en Vigo. Su carrera musical tiene un aire más parecido a la de su padre, que, antes de trabajar en Bayern, mucho antes, le daba a la batería en un grupo vigués de los sesenta que se llamaba Os Sirios.

Pero fue su madre, Margarita, la que más empeño puso en que todos sus descendientes, excepción del primogénito, fuesen al conservatorio. Borja hizo piano, y ahora vive en Madrid, desde donde viaja por todo el mundo participando en festivales de ópera. En Navidad viaja siempre a Estados Unidos y el resto del año, donde le lleva el género lírico por excelencia.

Mauro llegó al hogar de los Mariño ocho años después que Borja. A él le tocó el violín, que se ha convertido en su medio de vida y en transporte para llegar hasta Trento, al norte de Italia, donde da clases en dos escuelas de música y conciertos gracias a varias orquestas sinfónicas a las que pertenece.