Siete disparos de realidad árabe para revolver al Teatro Principal

«Amal en ruta» muestra desde hoy y hasta el domingo el mejor cine a través de siete películas y documentales


Amal en ruta no pretende acallar las voces ni disculpar las conciencias. Al contrario, se trata de siete tiros certeros que van directos al corazón de la realidad árabe. De todas ellas. Las armas, pacíficas, proceden de varias partes del mundo: desde el cercano Santiago de la mano de los periodistas Alfonso Pérez y Marga Pazos -y A Coruña a través de Rafael Toba-; hasta Palestina, Jordania, Siria y El Líbano. Arranca esta misma noche, a las 21 horas, en una comedia con trasfondo dramático, Ghadi, en el que un padre intenta convencer a sus vecinos de una pequeña villa costera libanesa de que su hijo no es el demonio, sino, bien al contrario, un ángel que vino a la tierra a dar respuesta a sus problemas. El joven, en realidad, solo tiene «necesidades especiais».

El festival, que quiere servir de resumen del que se estrenó en octubre en Santiago, oscila entre el western, los dramas, las tragicomedias y los documentales, y tiene como único objetivo acercar el mejor cine árabe de actualidad a los espectadores.

Delante de sus ojos pasarán, por ejemplo, las palabras «voade, cabalos de Deus», las empleadas por el profeta Mahoma para convocar a la yihad. A través de ellas y de la reinterpretación que hacen de ellas ciertas células, Os cabalos de Deus explica el proceso de alienación y conversión en potenciales terroristas de jóvenes procedentes de entornos sociales conflictivos y abandonados a su suerte. Será mañana a la misma hora y en el mismo sitio.

Para llegar al colegio

Theeb llega desde Jordania, Reino Unido, Emiratos Árabes Unidos y Catar para contar su peligrosa travesía a través del desierto para guiar a un oficial del Ejército británico en una misteriosa misión. Colonos e pombas necesitará únicamente 28 minutos del sábado (19.30 horas) para acompañar a un grupo de niños palestinos que viven en dos poblados del sur de Hebrón en su camino diario hacia el colegio, en el que atraviesan dos colonias judías «moi agresivas», según sus autores, Pérez y Pazos. Vila Touma, por su parte, es testigo del empeño de tres hermanas aristócratas de Ramala de admitir que las cosas cambiaron, incluso dentro de su mansión (21 horas).

Rafael Toba aprovecha Alpuxarras para recordar a todos los gallegos lo cerca que están de los árabes, tanto por la historia común que los une como por las costumbres que esta fue grabando con cincel en las tradiciones y en los modos de vida de ambos. Lo hará el domingo (19.30 horas), casi como despedida de Amal en ruta, porque de ello se encargarán, en realidad, los propios sirios con sus cámaras en Syria, self portrait. Son ellas, y ellos, los que cada día graban los ataques a los que se ven sometidos, y en los que mueren. Solo después de este ataque de realidad conjunto, el ciclo de cine árabe podrá continuar su viaje por otros espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Siete disparos de realidad árabe para revolver al Teatro Principal