La polémica sobre Javier Puig, un monumento a la falta de rigor

La decisión de retirar al exalcalde del callejero enturbia el discurso político, con errores de Marea, BNG y PP


Pontevedra / La voz

La comisión municipal de Cultura tendrá que lidiar en los próximos meses con una patata caliente: dar cumplimiento al acuerdo plenario, aprobado con los votos de Marea y BNG, de «retirar o honor que significa a denominación ‘Javier Puig Llamas’ a unha rúa da nosa cidade» y de rebautizar dicha calle con una denominación «que sexa consensuada por todos os grupos». El entrecomillado está sacado de la moción presentada por Marea.

El acuerdo ha estado envuelto en polémica desde que el grupo de Luís Rei anunció su intención de llevar el asunto al pleno, y desde entonces todo se ha visto envuelto en un manto de falta de rigor que es un síntoma más de los derroteros por los que camina la «nueva política».

A la vista de los hechos, no parece que la propuesta de Marea esté basada en ningún tipo de dato histórico que avale la eliminación del nombre de Javier Puig Llamas del callejero de la ciudad. El simple hecho de haber sido presidente de la Diputación durante poco más de un año en plena Guerra Civil no parece aval suficiente. Ni siquiera, como pretende Marea, para cumplir con la ley de Memoria Histórica, ya que nadie ha aportado prueba alguna de que Puig Llamas cometiera actos susceptibles de ser reprochados en el marco de dicha norma. Ese es el primer error cometido en este lamentable episodio.

El segundo lo protagonizó el BNG en el pleno al prestar sus votos para sacar adelante la propuesta sin pararse a atender las sugerencias de PSOE y Ciudadanos de estudiar el asunto con más rigor y de encargar un informe histórico avalado por expertos en la materia. No se entiende, por ejemplo, y así lo admitió el BNG en el pleno, que se retire la calle a Puig Llamas y se mantenga la de Fernández Ladreda.

Y aún hay un tercer error, otra clamorosa falta de rigor, cometido a posteriori por un PP que solo trata de sacar rédito político en vísperas de las elecciones autonómicas. El grupo liderado por Jacobo Moreira ha decidido activar el ventilador para esparcir, vía comunicado oficial del Partido Popular, sus «sospechas» de que BNG y Marea pretenden rebautizar la calle con el nombre de Arnaldo Otegui. ¿Existe algún indicio que fundamente esta sospecha? En absoluto. Es más, el Concello de Pontevedra decidió hace años no dedicar calles a personajes vivos, y apenas tiene doce meses el acuerdo, adoptado en este mismo mandato por unanimidad, de dar preferencia en el callejero a nombres de mujeres.

Abogado, político y periodista

Javier Puig Llamas fue abogado, periodista y político. Alcalde de Pontevedra de 1909 a 1912, ejerció como decano del Colegio de Abogados de Pontevedra desde 1931, y antes había sido redactor de «La Tierra» y director de «La Correspondencia Gallega». También ejerció como diputado provincial entre 1913 y 1923, y tras el alzamiento del 36 fue designado para la gestora de la Diputación, organismo que presidió entre agosto de 1937 y octubre de 1938. foto Cedida

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La polémica sobre Javier Puig, un monumento a la falta de rigor