El Hospital Montecelo registró la donación de 33 órganos de siete pacientes en el 2015

Riñones, córneas e hígados son, por este orden, los que permitieron más trasplantes, la mayoría en Galicia


pontevedra / la voz

Siete de 16 pacientes en muerte encefálica, un 43 %, se convirtieron el pasado año en donantes reales de 33 órganos y tejidos en el Hospital Montecelo. Los otros nueve potenciales donantes finalmente no lo fueron por dos motivos: la negativa familiar, en cuatro casos; y contraindicaciones médicas en los otros cinco al tratarse de pacientes de edad avanzada.

La Oficina de Coordinación de Trasplantes (OCT) de la Estructura Organizativa de Xestión Integrada de Pontevedra e O Salnés (EOXI) dio a conocer ayer el balance de la actividad de este equipo que coordina José Luis Martínez Melgar, junto a dos médicos de la unidad de cuidados intensivos (uci) y dos enfermeras, una de la uci y otra de la unidad de despertar.

A la hora de hablar de coordinación de trasplantes hay que hacer hincapié en que los hospitales del área no implantan órganos, pero sí los extraen y los gestionan actuando como enlace con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). La cifra de siete pacientes en muerte encefálica que se convirtieron en donantes reales es satisfactoria para el equipo, teniendo en cuenta que Montecelo es un hospital de nivel 2, esto es, no tiene neurocirugía y muchos pacientes con traumatismos craneoencefálicos o accidentes cerebrovasculares son derivados a otros centros. La media de los últimos ejercicios ronda los siete donantes reales al año, frente a los tres que había a principios del 2000.

Respecto a los órganos y tejidos donados en el 2015, se gestionaron 12 riñones, 10 córneas, 7 hígados, dos pulmones, un corazón y una donación de material óseo. En cuanto al perfil de los donantes, fueron tres mujeres y cuatro hombres. El 42 % eran menores de 65 años, un 28 % tenían entre 65 y 75 años y el otro 28 % superaba los 75.

La edad del paciente que acaba de fallecer es el factor determinante a la hora de llevar a cabo la extracción de los órganos. Por este motivo, la EOXI genera más donaciones de órganos abdominales, como riñones e hígados, y también un número importante de córneas. La avanzada edad de los donantes hace que se extraigan menos órganos torácicos. «Hay hígados de 92, 93 o 94 años que son tan válidos como uno de una persona de 50 o 60 años. En los órganos torácicos los requisitos cambian y con más 65 no hay donantes óptimos», indicó Martínez Melgar.

Martínez Melgar: «La negativa familiar es el campo de batalla fundamental»

El responsable de la Oficina de Coordinación de Trasplantes (OCT) de la EOXI, José Luis Martínez Melgar, afirmó ayer que a pesar de lo que se ha avanzado en los últimos años, la negativa familiar sigue siendo el principal escollo a vencer. «La negativa familiar persiste en muchos casos y se debe a distintas connotaciones, sociales y de otro tipo. Es el campo de batalla fundamental», sentenció.

Para el coordinador de la OCT, el principal argumento para vencer esa resistencia a la donación es la generosidad y la solidaridad. «Hay que dar información y hacer ver los beneficios de la donación, pacientes que pueden seguir viviendo quince o veinte años más y con calidad de vida», remachó. ¿Hay familiares que aceptan donar unos órganos y otros no? Martínez Melgar señaló que existen dos negativas. «La negativa en vida, la familia ha decidido que no quiere donar y poco hay que hacer. Y la negativa a donar algunos órganos. Más que órganos, téjidos, como córneas o material óseo. Creo que es más por una cuestión estética, piensan en la deformidad que se puede dar», subrayó.

Los órganos y tejidos que se extraen de pacientes en muerte encefálica en Montecelo son distribuidos por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). El primer destino, si hay compatibilidad, es lo que se denomina prioridad de urgencia cero, pacientes en toda España que necesitan en un órgano en 48 o 72 horas para poder seguir viviendo. Si no hay compatibilidad, la preferencia es para pacientes gallegos, y después del resto de comunidades autónomas en función de la lista de espera.

«Si la familia que donó quiere se le dice cuál fue el destino del órgano u órganos de su ser querido, pero sin detalles personales», apuntó Martínez Melgar. En cuanto al proceso, se extrae el órgano y cada pieza del equipo hace su función. En Galicia casi no se emplean los medios aéreos para trasladar el órgano a Santiago y A Coruña, los dos hospitales que implantan. «Cuanto antes se extraigan mejor, los torácicos aguantan tres o cuatro horas, y los abdominales, hasta seis».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Hospital Montecelo registró la donación de 33 órganos de siete pacientes en el 2015