El Gran Montecelo comenzará a pagarse a partir del año que viene

El Concello eximirá al Sergas del IBI en todas sus propiedades en Pontevedra


Pontevedra / la voz

El Gran Montecelo comienza a tomar forma. Aunque sigue pendiente la firma del convenio, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña (PP), dio ayer rango de oficialidad al acuerdo alcanzado con el Concello de Pontevedra al informar del mismo a sus compañeros del Consello de la Xunta y de los compromisos adquiridos por ambas partes.

La tramitación, según anunció posteriormente el presidente, Alberto Núñez Feijoo, se iniciará de inmediato con la elaboración del proyecto sectorial de incidencia supramunicipal y del plan funcional que habrá de determinar la dotación de servicios «para garantir as necesidades da área sanitaria de Pontevedra para os próximos 20 ou 30 anos». Subrayó que «o consenso está a presidir o proxecto de Gran Montecelo, que imos construir a partires de xa».

El informe presentado ayer por Vázquez Almuíña aporta dos novedades con respecto a lo que había trascendido hasta ahora de la negociación con el Concello. Por una parte, que los cuatro millones que aportarán las arcas municipales -que el Sergas empleará para la expropiación de los 45.000 metros cuadrados de terrenos necesarios para la ampliación- se abonarán en tres plazos. El primero, por importe de un millón de euros, se pagará «a partir do exercicio de 2017», una vez aprobado definitivamente el proyecto sectorial de incidencia supramunicipal. El segundo, de 1,5 millones se hará efectivo una vez obtenidos la totalidad de los terrenos. Y el tercer plazo, también por 1,5 millones de euros, se abonará una vez licitadas las obras para la urbanización interior y la construcción de la ampliación.

En la rueda de prensa posterior al Consello, Núñez Feijoo especificó que además de esos 45.000 metros cuadrados previstos para ampliar Montecelo se incluirá en el proyecto sectorial de incidencia supramunicipal «as reservas de espazo dotacional en previsión de futuras ampliacións de equipamentos para destinar a usos sanitarios ou a outros servizos complementarios».

La segunda gran incógnita que resolvió el conselleiro era una de las cuestiones que Sanidade estaba negociando con el Concello: finalmente se eximirá «do pagamento do imposto de bens inmóbeis dos centros sanitarios titularidade da Comunidade Autónoma ou do Sergas, así como de calquera tipo de taxas e prezos públicos que non se correspondan con servizos que se prestan de xeito continuado». Es decir, que la Xunta se ahorrará el IBI no solo de Montecelo y de su ampliación, sino también lo que se paga actualmente por el Hospital Provincial y los centros de salud de A Parda, Virxe Peregrina y Lérez, así como por la Casa del Mar de Mollavao, entre otros inmuebles.

Asimismo, el Concello también asumirá, como estaba previsto, los gastos para dotar a la parcela de infraestructuras y servicios necesarios, trabajos que habrán de estar rematados «con anterioridade á finalización da ampliación do hospital». También será competencia del Concello «a solución á circulación viaria prevista no proxecto sectorial», así como la dotación de espacios de aparcamiento para atender adecuadamente la demanda que pueda generarse.

Todas estas cuestiones se reflejarán en el convenio que habrán de firmar la Administración autonómica y el Concello de Pontevedra, presumiblemente a lo largo del verano.

Feijoo alaba la colaboración con Lores: «Sen dúbida así é máis doado traballar»

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, se deshizo en elogios ayer, tras la reunión de su gobierno, hacia el Concello de Pontevedra y el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), por su buena disposición para alcanzar un acuerdo con la Consellería de Sanidade que resolverá el futuro de la atención sanitaria en el área norte de la provincia por varias décadas.

«Estamos diante dun acordo interesante cun Concello que se pode comparar con outros sobre o grado de facilitación e o grado de colaboración dunha infraestrutura que o goberno local entende, de forma intelixente, como clave», afirmó el presidente de la Xunta, al tiempo que agradeció explícitamente «a disposición do Concello de Pontevedra e do seu alcalde para chegar a un acordo modelo de como podemos construír dende o ámbito das responsabilidades recíprocas un hospital. Sen dúbida así é máis doado traballar».

Sin hacer ningún tipo de referencia al frustrado proyecto de hospital único en Monte Carrasco -que el PP defendió durante años en detrimento de la ampliación ahora prevista-, Feijoo subrayó que el Gran Montecelo «conta coa aprobación maioritaria dos órganos sociais consultados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gran Montecelo comenzará a pagarse a partir del año que viene