Un documental sobre papá y el triatlón

María del Carmen García de Burgos Velón
carmen garcía de burgos PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA CIUDAD

Manuel, Antón (padre) y Antón (hijo) y Tomás, ayer, en la casa de Manuel de Praceres.
Manuel, Antón (padre) y Antón (hijo) y Tomás, ayer, en la casa de Manuel de Praceres. capotillo

Antón Cruces quiere explicar a sus hijos quién es su abuelo a través de «Oldman, el último triatleta»

27 abr 2016 . Actualizado a las 15:52 h.

Antón Cruces acaba de tener dos hijos. Son mellizos, y compatibiliza su doble labor de padre con la de guionista. Fueron estas dos armas -la paternidad y el don de la palabra- y su «barriguita» los que le animaron a hacer un documental. Sobre su padre. Hace un par de años empecé a ver que cuanto más mayor se hace mi padre, más lo admiras o más dices «joder lo que hace este tío, de salir, competir...». Me parece que tiene mucho valor, y también colgando sus fotos de vez en cuando en las redes sociales, veo que es un referente, que mucha gente flipa con la energía que tiene con 72 años, y a raíz de ahí decido juntar a un grupo de gente que considero que son lo mejorcito e intentar hacer este proyecto. Y, al tocar las puertas de gente como Gómez Noya, Iván Raña, Saleta y David Castro, me doy cuenta de que también ellos desde el primer momento me dan todo tipo de facilidades y me dicen que vaya adelante con el proyecto, porque es una historia muy bonita, y a lo mejor también nos anima a todos a hacerlo».

Otro de los motivos que prácticamente hicieron que el filme naciera casi solo, sin apenas parto, de una manera natural, fueron los dos pequeños que desde hace seis meses revolucionan la vida de Antón y de Raquel, su novia: sus dos mellizos. «Queremos contarle a los niños quién es su abuelo, y de esa forma se hace un poco más humano todo. Se trata de que también llegue a la gente que no haga triatlón, que es el fondo, pero en realidad es una historia de superación, de hacerse mayor y todo esto».

La «barriguita» es, de todas, la razón menos profunda, pero con la que más fácil resulta identificarse. «Acabo de cumplir 40 años, y vale que tengo una barriguita sexi, pero es una barriguita al fin y al cabo, y ahora lo miro y lo veo con 72 en la forma en la que está y flipo. El humor, de hecho, es una constante en el guion del documental.