El Pontevedra derrota a la adversidad

Apela al derroche físico para superar al Somozas y a la plaga de lesiones durante el choque


pontevedra / la voz

El Pontevedra logró ayer tres valiosos puntos que, eso sí, podrían salir bien caros si se confirman los peores presagios. El cuadro granate derrotó al Somozas en una tarde trufada de adversidades. Todas en forma de lesiones. Hasta tres veces tuvo que mirar Luisito al banquillo para encontrar un relevo a causa de contratiempos físicos de alguno de sus efectivos. Álex (el que parece peor parado), Pablo y Jacobo salieron del campo cojeando. Así las cosas, el equipo se repuso una y otra vez y adaptó su juego a las singulares circunstancias del partido. Primero se aferró al dominio posicional. Después de las lesiones, a un loable ejercicio de derroche físico e intensidad.

La primera mitad fue de claro dominio granate. Los de Luisito comparecieron sobre el terreno de juego con las señas que les han catapultado hasta el flamante quinto puesto en la temporada del regreso a Segunda B: presión adelantada y gusto por el fútbol combinativo. Con esas armas, crearon numerosas ocasiones. La primera, en el minuto 7, un cabezazo de Borjas que se fue lamiendo el larguero y que sería el preludio del primer tanto local siete minutos más tarde. Un gol obra de Jacobo, que aprovechó un mal despeje de la defensa del Somozas para batir por bajo, y con la teórica pierna mala, a Mandaluniz.

El tanto noqueó a los coruñeses. Los granates pudieron cerrar el encuentro durante varios minutos y abrir brecha en el marcador. La tuvo Jandrín en el 16, Jacobo en el 30 con un disparo desde la frontal del área que salvó con una mano milagrosa el meta visitante y, sobre todo, Carnero en el 32. El delantero falló lo inexplicable después de que Borjas le dejase la pelota franca y a puerta vacía. Sorprendentemente, su disparo se fue a palos.

El Pontevedra tenía el mando del partido, con un Álex imperial en la creación y resolutivo en la fase defensiva, escoltado por el siempre incombustible Kevin. Y llegó el fatídico minuto 35. Casi sin solución de continuidad, cayeron lesionados el propio Álex y Pablo. Luisito dio entrada a Pedro y Bruno, pero se quedaba con un solo cambio con dos tercios del partido por delante.

Paso adelante

Las lesiones destensaron un tanto a los locales y el Somozas se propuso dar un paso adelante. Se hizo con el balón, hasta ese momento propiedad casi exclusiva de los locales, pero lo cierto es que apenas inquietó a Edu. Tanto Luisito como la grada esperaban ya por el descanso para rearmar al equipo y asegurar los tres puntos.

La segunda mitad fue otra historia. Con Álex lesionado y Mouriño en la grada por lesión, el Pontevedra se quedó sin catalizadores en el medio campo. El Somozas tomó nota, retrasó a Joseba a la medular y se adueñó del esférico. Fue una posesión más estéril que otra cosa, porque los de Luisito se compactaron y cerraron filas en torno a la meta de Edu.

El trabajo de Kevin y Pedro en la medular y de los cuatro de atrás en la retaguardia colapsó la ofensiva de los coruñeses, incapaces de transformar su dominio territorial en algo más. Especialmente bien estuvieron los dos centrales, Campillo y Bruno, que batallaron y pudieron a la postre con el peligroso Mario Barco.

En el arranque del segundo período se había ido Jacobo por lesión para culminar la sucesión de fatalidades y no fue hasta el 84 cuando la parroquia pudo respirar tranquila. Queijeiro y Borjas desarbolaron al Somozas en una fantástica acción combinativa que Jandrín, un rayo toda la tarde, envió a la red. Los tres puntos más sufridos, ahora sí, se quedaban en Pasarón.

Goles: 1-0. M. 17. Jacobo aprovecha un rechace en el área. 2-0. M. 84. Jandrín culmina un contragolpe.

Árbitro: Pablo Fernández. Mostró tarjeta amarilla al local Carnero (m. 43) y a los visitantes Adrián (m. 71) y Antón (minuto 79).

Incidencias: Más de 1.500 aficionados en Pasarón.

Edu, Adrián, Verdú, Campillo, Pablo (Bruno, minuto 37), Kevin, Jandrín, Álex (Pedro, minuto 36), Borjas, Jacobo (Queijeiro, minuto 56) y Carnero.

Mandaluniz, Adrián (Quique Cubas, minuto 78), Juanmi, Juani, Antonio, Antón, Añón (Pau, minuto 84), Joseba, Mario Barco, Antas y Remeseiro (David Rey, minuto 64).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Pontevedra derrota a la adversidad